Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PROCESO DE PAZ

El Gobierno vasco se desmarca del sabotaje al Mundial de Sevilla

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Jon Imaz, aseguró ayer que el Ejecutivo autónomo "no puede ni apoyar ni aplaudir un sabotaje a un acto oficial" como el que se produjo durante la ceremonia de apertua del Mundial de Atletismo de Sevilla.Imaz se desmarcó así de las declaraciones del consejero de Justicia vasco, Sabin Intxaurraga, quien consideró merecedora de aplauso la actuación de varios jóvenes que se subieron al escenario disfrazados de giraldillas para reivindicar el traslado al País Vasco de los presos de ETA.

El portavoz del Gobierno de Vitoria intentó justificar las declaraciones del consejero señalando que se trataba de opiniones personales, entendibles desde el punto de vista de que este tipo de actos "no conllevan daños a bienes o personas" y, en consecuencia, "son menos nocivos o representan un paso adelante con respecto a la violencia".

Imaz replicó también al portavoz de HB, Joseba Permach, quien atribuyó el rebrote de la violencia callejera al inmovilismo de la política penitenciaria del Gobierno y a la indecisión del PNV y EA para emprender acciones conjuntas, afirmando que "no hay justificación para ejercer ningún tipo de violencia ni para mantenerla, sea de alta, media o baja intensidad".

Entrega aplazada

Por otra parte, la entrega a España del presunto etarra Serafín Blanco, anunciada para ayer por las Gestoras pro Amnistía, deberá esperar hasta que las autoridades francesas resuelvan la demanda de extradición presentada por el Gobierno español. El Consejo de Ministros acordó el 9 de julio demandar a Francia la extradición de Blanco, para quien la Fiscalía de la Audiencia Nacional solicita 10 años de cárcel por haber cobijado en su domicilio a numerosos miembros del comando Vizcaya de ETA entre 1981 y 1991. Blanco fue detenido en Hendaya (Francia) en agosto de 1995 tras la captura del comando que preparaba un atentado contra el Rey en Palma de Mallorca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de agosto de 1999