Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Teléfonica y el ruido

Hace ahora un año cursé una denuncia en el Ayuntamiento de Madrid por el fuerte ruido que producen los generadores de la refrigeración de la central de transmisiones que Telefónica tiene en la calle Marroquina, del barrio de Moratalaz. Generadores que, situados en la azotea del edificio, a escasos 20 metros de mi terraza, me obligan a permanecer con las ventanas cerradas, a pesar de las altas temperaturas, o bien soportar día y noche un torrente de decibelios que atenta contra mi bienestar físico y psíquico.El servicio de Medio Ambiente giró visita de inspección, de la que se derivó acta oficial en la que, constatado que efectivamente incumplían la normativa en materia de ruidos, se les daba un plazo para subsanarlo mediante la colocación de pantallas acústicas. Ante la pasividad tanto de Telefónica como del Ayuntamiento, reiteré mi denuncia en junio de este año y, transcurrida ya la parte más calurosa del verano (que he tenido que pasar con las ventanas cerradas), las anheladas pantallas acústicas brillan por su ausencia. Sugiero, pues, a esta empresa nuevo eslogan publicitario (en los que sí gasta miles de millones): "Este verano, con Telefónica harás la mar de llamadas, pero... con las ventanas cerradas". O bien: "Telefónica se hace escuchar, y no sólo a través de la línea". O, también: "Aprovecha y disfruta este verano el único sonido que Telefónica te ofrece completamente gratis".- .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de agosto de 1999