Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía pide la exculpación de los fotógrafos del caso de Diana de Gales

La Fiscalía de París pidió ayer la exculpación de los nueve fotógrafos de prensa y del motorista procesados por el accidente de circulación que hace dos años costó la vida en la capital francesa a la princesa Diana; a su novio, el millonario egipcio Dodi Al Fayed, y al chófer, Henri Paul. Vistos los resultados de la investigación, la fiscalía ha llegado a la conclusión de que los fotógrafos son inocentes de los cargos de "homicidio y heridas involuntarias" y de "no asistencia a persona en peligro", por los que fueron procesados.El 31 de agosto de 1997, el Mercedes con el que la pareja trataba de burlar a los fotógrafos que les habían localizado en el hotel Ritz entró a gran velocidad en el túnel de L"Alma, chocó con uno de los pilares y se estrelló contra la pared del subterráneo. Los fotógrafos que perseguían el automóvil dispararon sus cámaras al llegar al lugar del accidente, lo que les valió el procesamiento por "no asistencia a personas en peligro". El juez consideró igualmente la tesis, sostenida por la familia Al Fayed, de que el accidente fue, en última instancia, desencadenado por el "acoso" de los fotógrafos. Además de mostrar que el Mercedes circulaba a gran velocidad -superior a los 118 kilómetros por hora- en el momento del impacto, la investigación reveló deficiencias en su sistema de freno y la probabilidad de que el conductor hiciera una falsa maniobra. Los análisis, que descubrieron en el chófer una alta tasa de alcoholemia y de antidepresivos, han sido contrarrestados con otros que atribuyen el índice de carboxyhemoglobina de su sangre a la inhalación de gases liberados por el airbag.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de agosto de 1999