Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:TEATROPREVIA

Shakespeare y Miguel Narros, en el ecuador de Sagunt a Escena

Sagunt a Escena acogió en los pasados días el montaje de Fuenteovejuna, dirigido por Emilio Hernández. Hasta hace poco tiempo, la cultura popular se sabía de memoria los versos finales de la obra, aquellos en los que todo el pueblo asume la autoría de un crimen sensato. La poetisa Ana Rossetti, en esta adaptación de la obra ha introducido algunas inquietudes femeninas en un montaje que no las ignora pero a las que hasta ahora tampoco se daba relevancia. Desde ayer y hasta mañana, Miguel Narros hace de Los enamorados, de Goldoni una reflexión sobre el juego del amor que se aparta de toda tradición literaria anterior y busca el ánimo de la realidad teatral aproximándose al drama. Se aleja así de una interpretación convencional de la obra de Carlo Goldoni, el fundado del teatro italiano moderno, en el que muchos vieron una simple continuación por otros medios de la tradicional Commedia dell Arte. Es cierto que Goldoni introduce elementos psicológicos de gran calado como motivación de la conducta de sus personajes, lo que sirve a Miguel Narros para situar ese componente en primer plano. Andrea d"Odorico hace la escenografía de este espectáculo, que ilumina Juan Gómez Cornejo, con vestuario y dirección de Miguel Narros. Por otra parte, el flamenco también llega a Sagunt a Escena de la mano de la cantaora Carmen Linares, que presenta su espectáculo Antología Flamenca el domingo 15 de agosto en actuación única. Ballet El Ballet Folklórico de Cuba (días 17 y 18) es una agrupación joven, surgida en Camagüey, que se ha desarrollado en la región central de la isla recopilando y difundiendo las más auténticas tradiciones folklóricas de su lugar de origen. Se trata de una compañía con pocos puntos en común con las formaciones de Alicia Alonso, más entregada a la danza clásica como escaparate de la consolidación balletística cubana. Un numeroso cuerpo de baile, acompañado de músicos y cantantes en directo, mostrarán diversas coreografías de signo popular establecidas por Mario Mendoza y Reynaldo Echemendía, quien también dirige la compañía. Julio César es el único Shakespeare que acude este año a la llamada de Sagunt a Escena, lo que extraña estando en plenos preparativos del congreso mundial sobre el autor inglés que urde desde hace tanto tiempo el profesor Conejero, refugiado ahora en Náquera. Manuel Canseco adapta y dirige esta versión del gran clásico, incorporando un vestuario de aire intemporal y sumprimiendo algunos parlamentos a fin, asegura, de que el espectador no se pierda en recovecos que le alejarían de la trama principal. Este tremendo drama sobre la ambición de poder, ligeramente basado en sucesos históricos, donde brilla especialmente el discurso fúnebre del joven Marco Antonio ante el cadáver del César, hace "hincapié en la manipulación que sufre el pueblo, en nombre del cual siempre se actúa pero con el que no se cuenta nunca", sin descuidar las facilidades que ese pueblo da para favorecer los intereses de los poderosos. Está intepretada por un amplísimo reparto, en el que destacan, en los papeles principales, Roberto Quintana, Ramón Pons, Miguel del Arco, Juan Gea, Mara Goyanes o Juan Calot. Podrá verse en Sagunto los días 20 y 21 de agosto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de agosto de 1999