Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un empleado de Sevillana se electrocuta en el tercer accidente mortal en dos días

La estadística es terrible. En los dos últimos días, perdieron la vida tres trabajadores en accidentes laborales en Andalucía. A los dos obreros de la construcción que fallecieron el jueves en Cabra (Córdoba) y Marchena (Sevilla), se sumó ayer una nueva víctima mortal. F.M.M., un empleado de Sevillana de 46 años, murió electrocutado tras recibir una fuerte descarga mientras trabajaba en una torreta de alta tensión. La Inspección de Trabajo y la propia compañía eléctrica han abierto sendas investigaciones para determinar por qué había corriente en la línea cuando el fluido eléctrico debía estar interrumpido. Con esta muerte, son ya 15 los trabajadores que han perdido la vida en su puesto de trabajo en Málaga en lo que va de año, dos más que en todo 1997. Además de este accidente mortal, esta semana otros dos obreros resultaron heridos graves en la provincia. UGT amenazó con denunciar a la Inspección de Trabajo ante la Fiscalía por dejación de funciones. "La ley está hecha pero no se aplica, hace falta más contundencia", protestó el sindicalista Antonio Díaz. Sin embargo, Inspección de Trabajo se defiende con datos para probar su empeño en exigir el cumplimiento de la ley. Hace menos de dos semanas, con un año de atraso, se constituyó la comisión provincial de salud laboral, que acordó censar a las empresas con mayor siniestralidad y someterlas a una estricta vigilancia. Pero esta medida no comenzará a aplicarse hasta después del verano. Lo que ya está en marcha es la campaña de inspección en obras, que ya ha ordenado 17 paralizaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de agosto de 1999