El Ayuntamiento paraliza las obras que amenazaban la fachada de un edificio de Carvajal en Serrano

La fachada de cristal del edificio del antiguo Banco Industrial de León, calificada por el Colegio de Arquitectos como "memorable", no correrá la misma suerte que la sufrida por La Pagoda de Miguel Fisac, ya casi demolida. La Gerencia Municipal de Urbanismo anunció ayer que ordenará paralizar las obras de reforma que amenazaban la fachada madrileña "más notable de los años setenta", según declaró el viernes el vocal del Colegio de Arquitectos, Javier G. Mosteiro. Los técnicos municipales, tras inspeccionar los trabajos, han encontrado varias irregularidades. Por ejemplo, la empresa propietaria del inmueble, Reproyectos, SL, ha desmontado ya las primeras dos plantas de la fachada del edificio de Carvajal sin la licencia pertinente. El Ayuntamiento permitió, el 14 de mayo, que se acometieran obras de reforma sólo en la planta baja y en la entreplanta a fin de convertir las dependencias del antiguo banco en dos tiendas, pero no autorizó tocar la fachada. De hecho, el único visto bueno con el que cuenta este proyecto de sustitución de fachada, según la versión municipal, es el del Colegio de Arquitectos, firmado el pasado 18 de mayo. Una situación ante la que Mosteiro explicó: "Como el edificio no está protegido, nosotros, por ley, tenemos que dar luz verde, pero con los cambios que la empresa quiere hacer, la fachada va a quedar completamente desvirtuada". Los especialistas de urbanismo del Ayuntamiento advirtieron dos irregularidades más de Reproyectos: la empresa ha abierto un agujero que comunica la planta baja y el sótano, no previsto en el plan inicial, y ha construido uno de los locales comerciales con 25 metros cuadrados más de los permitidos. Los propietarios cuentan con cuatro días, a partir de hoy, para detener completamente las obras y, según apuntó el portavoz de Urbanismo, tendrán que recontruir la parte de la fachada desmontada. Además, deberán pagar una multa cuyo importe aún está por decidir y solicitar una nueva licencia urbanística que se ajuste a lo exigido por el Ayuntamiento. Futuro sin decidir De cualquier forma, el futuro del edificio de Carvajal, de 1974, todavía no está decidido. Hasta ahora, los técnicos municipales no se han pronunciado sobre si la fachada merece la pena conservarse o no. Se han limitado a constatar que Reproyectos ha actuado sin licencia. El gerente de Urbanismo, Luis Armada, anunció ayer que, a la hora de decidir, va a tener "muy en cuenta" el hecho de que el antiguo Banco Industrial de León está incluido en la Guía de Arquitectura y de Urbanismo del Colegio de Arquitectos. La obra, sin embargo, no figura en la lista de edificios protegidos. Incluirlo en esta lista implica automáticamente la salvación del inmueble. Pero Armada no quiso precisar ayer si es partidario de hacerlo o no. El autor del edificio, Javier Carvajal, que ha tachado la reforma de "barbarie y falta de respeto total", dijo ayer sentirse "optimista y feliz". "No creo que el Ayuntamiento de Madrid conceda la licencia para sustituir la fachada después de lo que ha pasado con la demolición de La Pagoda, de Miguel Fisac. Confío en la voluntad del Ayuntamiento", añadió. Este periódico trató ayer sin éxito de recabar la versión de Reproyectos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de agosto de 1999.

Lo más visto en...

Top 50