RECURSOSEL ACUÍFERO TIENE UN CAUDAL DE 5.600 METROS CÚBICOS DIARIOS

La Diputación halla en Benissa un pozo que garantiza agua para Xàbia y Calpe este verano

El acuciante problema de falta de agua que viven las poblaciones de la comarca de La Marina Alta se atenuó el martes. Técnicos del Departamento de Ciclo Hídrico de la Diputación de Alicante hallaron en un paraje de Benissa un pozo con un caudal de 5.600 metros cúbicos de agua por día, el equivalente al consumo medio en temporada alta de Xàbia y Calpe, dos de las poblaciones turísticas costeras en las que el deficiente suministro puede amenazar su principal fuente de ingresos. Desde hace más de dos días se extrae agua de este pozo para riego y consumo.

Más información

El descubrimiento de este pozo se enmarca en las labores del Departamento de Ciclo Hídrico, cuyos técnicos recorren la provincia de Alicante en busca de acuíferos que contribuyan a paliar la escasez de recursos hídricos generada por la ausencia de lluvias. El caudal hallado el martes discurre a 460 metros de profundidad. Tras las labores de entubamiento, los técnicos constataron que las extracciones no disminuían el caudal del acuífero, por lo que procedieron a instalar la infraestructura necesaria para extraer agua del pozo con destino al abastecimiento de las poblaciones de La Marina Alta, una de las más castigadas por la escasez de agua, y también para el riego de los cultivos de la zona. Desde hace aproximadamente dos días y medio, se extrae agua a razón de 65 litros por segundo, lo que suma 5.600 metros cúbicos al día. El presidente de la institución provincial, Julio de España, se desplazó a primera hora de la mañana de ayer al enclave donde se halló el acuífero. Los técnicos le explicaron a De España que el pozo es, junto a los de Tormos y Castalla, uno más de los abiertos recientemente en diferentes zonas de la provincia de Alicante. El hallazgo del pozo no solucionará el problema de la falta de agua en una zona donde, por su carácter marcadamente turístico, la calidad de los servicios básicos es fundamental. Sin embargo, sí ayudará a aliviar una situación que comenzaba a resultar preocupante para el sector. En Dénia el agua dejó de ser potable el 5 de julio. En Xàbia ha sido preciso instalar depósitos en las calles frente a los que hacen cola los vecinos, reproduciendo escenas olvidadas desde la pasada década.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de julio de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50