Arafat expresa a Aznar sus recelos ante la nueva ofensiva diplomática de Israel

ENVIADO ESPECIALEl clima de moderado optimismo ante un previsible impulso del proceso de paz en Oriente Próximo que el presidente del Gobierno, José María Aznar, detectó en Siria y Jordania se transformó ayer en un ambiente de seria preocupación en Líbano y los territorios palestinos de Gaza. El líder palestino, Yasir Arafat, con el que se entrevistó en el aeropuerto de Gaza, y el primer ministro libanés, Selim Hoss, con el que lo hizo en Beirut, le expresaron sus recelos ante la ofensiva diplomática del primer ministro israelí, Ehud Barak.

El nuevo primer ministro de Israel, Ehud Barak, no ha facilitado hasta el momento ningún calendario concreto para el cumplimiento por parte de su país de los compromisos adquiridos, entre ellos una retirada parcial de los territorios que ocupa en los Altos del Golán desde la guerra de 1967.El avión de la fuerza aérea española con el que el presidente del Gobierno, José María Aznar, está realizando su gira por Oriente Próximo aterrizó ayer en el aeropuerto de Gaza, construido precisamente con la cooperación de España y cuya apertura supuso un duro pulso con el anterior Gobierno israelí de Benjamín Netanyahu.

El líder palestino, Yasir Arafat, que teme verse aislado de las negociaciones que el Gobierno israelí quiere acelerar con Siria y Líbano, ha reclamado el auxilio del presidente de Egipto, Hosni Mubarak, y busca la ayuda de las facciones más radicales del movimiento palestino. El apoyo de El Cairo le llegó el martes en forma de una declaración del ministro de Asuntos Exteriores, Mussa, que acusó al primer ministro israelí de "apuñalar la cooperación" con los países árabes por su negativa a detener la colonización judía de los territorios ocupados.

En Beirut, 24 horas antes, Aznar escuchó las quejas del Gobierno libanés, profundamente afectado por el bombardeo de la aviación israelí, que destruyó el pasado 24 de junio dos centrales eléctricas que dan servicio a Beirut y que ya habían sido bombardeadas por los israelíes tres años atrás, en 1996. Las críticas palestinas a Barak se centran en la falta de compromisos concretos por parte de éste tras su encuentro en Washington con el presidente norteamericano, Bill Clinton. El principal negociador palestino, Erakat, señaló que, pese a sus buenas palabras, Barak no ha ofrecido un calendario para cumplir con los acuerdos alcanzados en Wye Plantation el pasado mes de octubre, que prevén la retirada israelí del 13% del territorio de Cisjordania. En cambio, Barak se llevó de la capital estadounidense compromisos concretos de ayuda económica y militar norteamericana.

Aznar expresó a Arafat el respaldo español a un avance de las negociaciones de paz en todos los frentes. Para el presidente español, no es aceptable que se margine la cuestión palestina, aunque la negociación sobre el estatuto definitivo de Palestina sea el tema más complejo del proceso de paz. El estatuto definitivo debe fijar las fronteras, el futuro de los asentamientos israelíes, el destino de los refugiados palestinos, el reparto del agua y la cuestión de Jerusalén.

Un diplomático español ponía como ejemplo que sólo unos de esos puntos -el tema de los refugiados palestinos- supone un obstáculo muy difícil de superar en las conversaciones entre israelíes y libaneses. El Gobierno de Beirut no quiere que los 600.000 palestinos que viven en su territorio permanezcan allí definitivamente y el Gobierno de Israel no contempla su regreso. Aznar, que desde el domingo ha visitado Siria, Jordania, Líbano y territorios palestinos, concluirá hoy en Jerusalén su gira por Oriente Próximo. El presidente español se entrevistará con el nuevo primer ministro israelí, con el que desea establecer unas relaciones tan cordiales como las que mantenía con su predecesor, Netan-yahu.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de julio de 1999.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50