El presidente sirio aplaza en el último momento su entrevista con Aznar

ENVIADO ESPECIALEl presidente del Gobierno, José María Aznar, pudo comprobar ayer en Damasco cómo el clima político de Oriente Próximo ha cambiado tras el relevo en la presidencia del Gobierno israelí. Siria es el eje central de la ofensiva diplomática del nuevo Gobierno israelí, que parece decidido a retirar a su ejército del sur del Líbano y a alcanzar un acuerdo con Siria, el más duro de sus adversarios árabes, sobre los Altos del Golán. Aznar, que se entrevistará en los próximos cuatro días con los protagonistas directos de las negociaciones de paz, vio ayer cómo se alteraba, en el último minuto, el programa de su breve visita -menos de 24 horas- a Siria. La entrevista, seguida de una cena con el presidente sirio Hafez el Asad, prevista para ayer noche, fue sustituida por un almuerzo hoy lunes a petición de los anfitriones sirios. Portavoces españoles indicaron que con el cambio de programa Asad y Aznar tendrán "más tiempo" para conversar.

Damasco es la primera escala de una gira de cinco días que llevará al jefe del Ejecutivo español a Jordania el lunes, el martes a Líbano y el miércoles a Palestina y a Israel. Aznar regresará el jueves a Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 18 de julio de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50