Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE SAN FERMÍN

Rodríguez: "El peligro da importancia a lo que haces"

¿Cuál es la mejor receta para que las peñas dejen de entonar La chica ye-yé? La respuesta la sirve el triunfador de la tarde. "Los toros. Así de simple. Si los toros transmiten se llega pronto a los tendidos. La corrida ha sido muy complicada para los toreros, muy peligrosa y eso, el peligro, da importancia a lo que haces". Básicamente, la regla que aporta Miguel Rodríguez es aplicable a cualquier plaza... "pero aquí, por las características tan propias del coso, mucho más", puntualiza. El diestro madrileño se enfrentaba ayer a la divisa de Adolfo Martín por segunda vez en lo que va de año. Su primera cita con el encastado hierro se cumplió en Madrid al final de la feria de San Isidro. "Ahora, claro está, me voy mucho más contento. Sin embargo, la corrida de Las Ventas me gustó más. Dejaba hacer más cosas, y más a gusto, al torero. Ésta ha sido más dura", dice de carrerilla justo antes de confesar su siguiente cita: hoy mismo en Ceret (Francia) con el hierro de Hernández Plá. "Desde luego, sencillo no es", afirma y ríe.

MÁS INFORMACIÓN

De la tarde de la que se llevó, por orden, una oreja y una vuelta al ruedo, Rodríguez se queda con la faena con la derecha a su primer toro. "Por ese pitón se dejaba", comenta escueto. Su segundo astado apenas le da para un parco "era muy complicado". Lo dicho: "Con toros que van y vienen sin más, es muy difícil calentar los tendidos. Hace falta un poco de peligro para que se reconozca la importancia de lo que haces."

Los 'miuras'

La fiesta del toro se reencuentra hoy con su clásico más apreciado: en domingo, los miuras. "Desde principios de los años setenta, creo que sólo hemos faltado una vez", declara orgulloso Antonio Miura. El heredero, junto a su hermano Eduardo, del más celebre de cuantas divisas pisan en campo bravo vuelve a la capital navarra ("He perdido la cuenta de cuál pueda ser el número de veces") con el ánimo del que cumple con una obligación. "No puede haber sorpresas. Ya nos conocemos de sobra. El tipo de toro es el tipo que exige la Feria del Toro. Ni más ni menos", afirma contundente. En lo que va de año, la ganadería que tomó la antigüedad en 1849 ha lidiado tres corridas. "Normal. Tanto en la cantidad como en la calidad de los toros. Unos han servido y otros, menos", dice. Córdoba, Algeciras y Sevilla han sido las citas cumplidas. "Nos quedan otras cuatro para completar la temporada.

La corrida de hoy, 7ª de feria: Toros de hijos de Eduardo Miura para Sergio Sánchez, Juan José Padilla y Antonio Ferrera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de julio de 1999