El niño hondureño que conmovió a EEUU se inventó su aventura

Edwin Daniel Sabillon, el niño de 13 años que llegó el domingo a Nueva York y aseguró que había recorrido más de 5.000 kilómetros a la búsqueda de un padre que sólo conocía por fotos, inventó buena parte de su historia, para desolación del alcalde, Rudolph Giuliani, que le había abierto los brazos de la ciudad, de la policía, que pasó 48 horas buscando al supuesto padre, y de los medios de comunicación, que, conmovidos por el relato, le habían convertido en héroe. Familiares de Edwin que viven en Miami dijeron ayer que su madre no murió a causa del huracán Mitch, y que el que sí ha muerto es el padre que supuestamente le había citado en Nueva York. "El problema es que no quiere aceptar la muerte de su padre", dijo a The New York Times Jemmy Rodríguez, una prima de Edwin que vive en Miami, de donde el niño escapó el 24 de junio.

Edwin ha vivido con su abuela en Honduras. Escapó de la casa hace varios meses y, aparentemente, consiguió llegar a Miami a través de Guatemala, México y el sur de EEUU. En Miami -y no en Nueva York- es donde su padre había trabajado durante ocho años. El pasado año descubrió que estaba enfermo de sida y volvió a Honduras, donde murió el 11 de octubre. Edwin, después de haber pasado un par de meses en Miami, fue el sábado a un restaurante, preparó una historia de su vida en la que había elementos de verdad y dijo que tenía una cita con su padre en Nueva York. Una colecta le permitió llegar a la ciudad y un taxista le ayudó y le puso en manos de la policía. Las autoridades de Nueva York han dicho que han confirmado parte del relato que les contó Edwin y que, a pesar de todo, van a seguir ayudándole.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de junio de 1999.

Lo más visto en...

Top 50