Hermann Tertsch actualiza su ensayo 'La venganza de la historia'

El autor espera la "desnazificación" de Serbia

, Como recuerda Juan Goytisolo en el prólogo a La venganza de la Historia, éste fue un ensayo profético. En los días en que fue escrito, 1993-94, la guerra de Bosnia estaba en su apogeo todavía, y sólo algunos observadores muy atentos intuían que la siguiente explosión del nacionalismo serbio se produciría en Kosovo. Hermann Tertsch, corresponsal de El PAÍS en la Europa comunista desde los años primeros años ochenta, avanzó en el capítulo Ejercicio de ficción que el sanguinario Milosevic se dirigiría hacia Prístina y que ello supondría un desastre de inmensas proporciones. Ahora que este conflicto, que ha desangrado el corazón de Europa durante tres meses, parece cerca del final, EL PAÍS-Aguilar reedita La venganza de la Historia. Tertsch ha ampliado y actualizado el libro con algunos capítulos nuevos, que analizan la situación creada por esta "guerra necesaria". "También ha sido una guerra trágica", explica el periodista y escritor. "Y no podía ser de otra forma porque se ha tardado mucho, demasiado, en intervenir. Pero ha cumplido sus objetivos: ha acabado con las ansias expansivas de Milosevic y anuncia su muerte política. Éste es sin duda, el fin de Milosevic". Tertsch pronostica que el presidente serbio "no llegará a Navidad", y confía en que su derrota militar suponga la vuelta de Serbia a la normalidad, "aunque antes se tiene que producir la desnazificación del país". En cualquier caso, el libro no pretende tanto hacer futurición como ayudar a entender mejor el polvorín balcánico, explicar los orígenes de los conflictos actuales ("sólo el conocimiento de nuestros errores nos puede salvar de cometerlos de nuevo") y narrar la evolución política de los regímenes comunistas caídos con el muro, sobre todo aquellos casos en que el camino hacia el paraíso socialista fue sustituido por el nacionalismo más exacerbado. Y en eso, dice Tertsch, Milosevic ha sido indudablemente el número uno. "Es un caso único, la forma más cruel, llamativa y exitosa de mantenerse en el viejo poder a toda costa. Su gobierno ha durado una década entera, y ha mantenido el aparato intacto, o casi. Aunque lo haya hecho matando y deportando, la verdad es que la cosa tiene mérito". La nueva versión, que no corrige en nada el espíritu del original, incluye una útil cronología del conflicto de los Balcanes y un índice onomástico. Los más citados, con mucho, son Tito y Milosevic.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 09 de junio de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50