Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece en Laviana un minero al ser aplastado por una roca

Un minero de la empresa estatal Hunosa perdió la vida en accidente laboral al ser aplastado por el desprendimiento de un "costero" (roca de gran tamaño) cuando trabajaba, a la una y media de la madrugada de ayer, a unos 400 metros de profundidad entre la séptima y octava planta del pozo Carrio, en Laviana (Asturias).El minero fallecido, Luis Enrique Pena Díaz, de 38 años, casado, padre de dos hijos y vecino de Pola de Laviana, en la cuenca hullera del Nalón, era picador y trabajaba en la empresa Hulleras del Norte (Hunosa) desde hacía diez años. Tras el rescate del cadáver, el pozo quedó paralizado y los 265 trabajadores de la explotación iniciaron un paro de 24 horas, como es tradición en el sector cuando se produce un suceso luctuoso. El trabajador fallecido recibirá sepultura esta tarde en su localidad.

La minería asturiana se ha cobrado este año tres víctimas mortales. El último accidente fatal se produjo el pasado 10 de marzo en Cangas de Narcea, donde murió un joven de 26 años.

El año pasado perecieron en las minas de Asturias 14 trabajadores. El sector de la minería ocupa en el Principado a 13.000 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de junio de 1999