Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

Gijón estrenará alcaldesa para cambiar de milenio

Tanto el PSOE, para relevar a Álvarez Areces, como el PP y la Uras apuestan por una mujer

Gijón, el municipio más poblado de Asturias, con 265.000 habitantes, y el de estructura social más compleja, tendrá por vez primera una alcaldesa: tanto el PSOE como el PP y la Uras presentan mujeres al frente de sus candidaturas. En ningún otro lugar del Principado conviven núcleos tan diferenciados: grandes barriadas obreras, como La Calzada, y elitistas urbanizaciones, como Somió; la burguesía más emprendedora y las grandes concentraciones de trabajadores metalúrgicos -siderurgia y construcción naval- o mineros -La Camocha-. Esta dualidad socioeconómica se ha venido traduciendo, en términos políticos, en una reiterada superioridad de la izquierda: en los últimos 20 años la ciudad ha sido gobernada por el PSOE, en algunos casos con IU. Los sondeos vuelven a dar ganadores a los socialistas.Mercedes Fernández, diputada nacional del PP, secretaria del área municipal desde enero, concejal desde 1983 y persona de extrema confianza del vicepresidente primero del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos, opta por tercera vez a la corporación. En 1991 y 1995 fue derrotada por Vicente Álvarez Areces (PSOE), ahora aspirante a la presidencia de la comunidad. Su rival ahora es Paz Fernández Felgueroso, ex secretaria de Estado de Instituciones Penitenciarias.

La gestión socialista durante cuatro lustros es valorada favorablemente por los ciudadanos. Prima la transformación de zonas urbanas, como la fachada del litoral o la recuperación de las playas; las políticas sociales y el protagonismo y pulso vital. Felgueroso patrimonializará esa herencia y sumará su propio crédito, forjado tras 16 años en diversos cargos en la Administración central y la regional. Aporta además un apellido enraizado en la burguesía.

Aun con rémoras y dificultades, el PP no ha dejado de crecer. Ello les hace confiar aún en dar un vuelco a la relación de fuerzas. Lo cierto, sin embargo, es que en los últimos meses ha sufrido un quebranto interno y la escisión de la Uras. Una crisis en la que Mercedes Fernández tuvo un destacado papel y que se vivió en la ciudad de forma especial porque tanto Cascos como Sergio Marqués, el presidente de la comunidad, expulsado del PP, son naturales de Gijón.

Trinidad Rodríguez, que ya fue edil popular y es la esposa del consejero de Agricultura del Gobierno regional, es la baza de la Uras.

El Partíu Asturianista también apuesta fuerte y presenta a su presidente, Xuan Xosé Sánchez.

Encarrilado el futuro inmediato de la siderurgia integral, Gijón, que sufrió cuantiosas y virulentas jornadas de conflictividad por la crisis de la construcción naval en los 80, podría verse abocada de nuevo a ellas según los presagios. La minería del carbón también expresa inquietud y nerviosismo. Pero junto a esta realidad, sujeta al declive de sectores básicos industriales, ha vivido estos años un renacimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de junio de 1999