Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un videojuego exalta el uso de drogas para disparar mejor

"Sí, ya sabemos que odias las drogas, pero créenos: las necesitarás". La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) está convencida de que esta leyenda, que aparece en la revista oficial de la consola Play Station de abril en referencia a uno de sus videojuegos, fomenta el consumo de drogas y supone "un gravísimo atentado" para la salud y de los jóvenes. Por eso la organización ha pedido al Instituto Nacional de Consumo y al Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Javier Urra, que lleve a cabo una investigación.El juego en cuestión es el Metal Gear Solid. El jugador se enfunda en la piel de un espía ninja con una misión a cumplir: infiltrarse en una base enemiga. Pero no a base de mamporrazos, sino planteando una estrategia que le ayude a evitar todos los peligros.

El problema está en que, en un momento de la partida, el protagonista es tentado con Diazepam -un relajante muscular- que le permitirá controlar la situación. La revista, asegura la CECU, también hace una referencia al medicamento, que se vende con receta y sólo puede ser suministrado a niños de forma excepcional: "Notarás que te falla el pulso por los nervios y te cuesta apuntar", asegura en relación al personaje que protagoniza la acción en la pantalla, "Diazepam (...) te calmará (...), durante unos segundos tu corazón apenas palpitará y no errarás el tiro".

Cuatro millones de copias

El Metal Gear Solid es un juego dirigido a mayores de 15 años del que se han vendido cuatro millones de copias en el mundo. La empresa responsable de su diseño -Konami- rechazó en un comunicado las acusaciones de la CECU y aseguró que se trata de un juego que "fomenta la paz e incluso ataca al consumo de tabaco". De hecho, en el año que lleva vendiéndose este divertimento en EEUU y Japón no ha tenido ningún problema.

Para Javier Candeira, del programa Foro de Canal C:, especializado en informática, "la droga a la que se refiere es tan real como el tiro que le pega un personaje imaginario a otro dentro del juego". También Sony, fabricante de esta consola, de la que ha vendido 1,5 millones en España, y a la que CECU ha pedido aclaraciones, pide prudencia.

Los responsables de la revista, MC Ediciones no quisieron ayer comentar el asunto -ni siquiera informar sobre el número de ejemplares que venden cada mes-, que será explicado en el número de julio.

Para la CECU, lo preocupante es que tanto el juego como la revista están al alcance de los niños. Pero ninguna de ellas está dirigida al público infantil. Más del 30% de los usuarios de Play Station ya han cumplido los 30 años y sólo el 17% están aún en el colegio, según recoge la edición electrónica de la revista Forbes de este mes. Sus precios tampoco están al alcance de cualquier menor, ya que cuesta casi 20.000 pesetas la consola, alrededor de 9.000 cada juego y 975 la revista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de mayo de 1999