Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diligencias judiciales contra Berbel

Un juzgado de Granada ha abierto diligencias previas contra el alcalde, Gabriel Díaz Berbel, por si fueran ofensivas sus opiniones acerca de las personas que están en desacuerdo con el monolito a Bill Clinton. Berbel declaró el pasado 13 de abril: "El que diga lo contrario es un sectario y un vándalo y no tiene derecho siquiera a vivir en esta ciudad". Miguel Martín Moreno, un pensionista de 65 años, afiliado al PSOE, presentó un día después una denuncia contra Berbel, al considerar que sus palabras conculcaban tres derechos constitucionales. "Me sentiría satisfecho con que se retractara en los medios de comunicación. No persigo nada del otro mundo. Si la justicia lo sanciona con una cantidad quiero se que invierta en mi barrio", declaró. El denunciante reconoce que Díaz Berbel tiene, en su calidad de senador, estatuto de aforado, pero considera que esta circunstancia no debe equivaler a la impunidad. "El lenguaje que utilizó no es el apropiado de un alcalde de una ciudad con alcance internacional. Me sentí aludido por él. Aludido y vejado", añadió. Miguel Martín asegura que ha actuado como un ciudadano particular y no como afiliado socialista. "Estoy en contra del monolito a Clinton. Esas decisiones se deben consultar", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de mayo de 1999