Una academia cierra y deja en la calle a 300 opositores que ya habían pagado sus cursos

Opositar siempre es difícil. Sobre todo si la academia en la que se confía la formación para superar el examen cierra sin previo aviso y la propietaria huye con el dinero de los cursos. Este es el caso, presuntamente, del Centro de Formación para la Empresa Pública y Privada, una academia de Barcelona que ha sido denunciada por un grupo de los 300 alumnos que habían pagado 150.000 pesetas por unos cursos que en muchos casos ni siquiera han llegado a iniciar. Alertado el Cuerpo Nacional de Policía, la propietaria de la escuela, Nuria Mayolas, fue detenida anteayer cuando estaba en su vehículo y con las maletas en el interior. Los estudiantes acusan de estafa a Mayolas, quien al parecer tenía deudas por el alquiler de dos inmuebles. Mayolas, que ayer pasó a disposición judicial, captaba a sus clientes a través de la empresa Información Asesoramiento Ocupacional, que se anunciaba en la prensa como un organismo de la Generalitat que orientaba a parados. Esta entidad siempre remitía a los que querían preparar oposiciones al mismo lugar, a la academia hoy denunciada. La policía ha contabilizado hasta el momento 50 personas estafadas, que en su mayoría pagaron el curso con un crédito. Javier Cívico, un aspirante a auxiliar administrativo, explicó: "Contraté un curso de 104 horas y no he ido ni dos días a clase".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de mayo de 1999.

Lo más visto en...

Top 50