Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El conocedor de todos los secretos

El veterano ex jefe de los servicios secretos mexicanos Fernando Gutiérrez Barrios, a quien se ha encomendado la supervisión del proceso electoral del PRI porque conoce el oficio y es aceptado por los contendientes a la nominación, cobró notoriedad a finales de la década de los cincuenta cuando rescató de una cárcel nacional a Fidel Castro, quien preparada desde este país la revolución cubana. Gutiérrez Barrios y Castro conservaron desde entonces la amistad. El revolucionario de las barbas y Ernesto Che Guevara, adiestraban entonces al grupo de rebeldes que se embarcó hacia la isla antillana en el yate Granma y, una vez en tierra, encabezó un movimiento que derrocó a la dictadura de Fulgencio Batista.Gutiérrez Barrios, sin embargo, pese a que fue condescendiente con los insurrectos extranjeros reprimió sin contemplaciones, en los setenta, a la guerrilla mexicana, finalmente derrotada y extinguida. Conocido como Don Fernando, dispone de uno de los archivos más completos de la vida política nacional, y conoce detalles sobre la vida y milagros de sus compatriotas que se dedicaron a ella. Ha desempeñado todo tipo de puestos en la policía política, entre ellos la Dirección Federal de Seguridad Nacional, encargada del espionaje interno hasta mediados de los ochenta, en que fue disuelta. Fue también gobernador de Veracruz y ministro del Interior con el presidente Carlos Salinas de Gortari. Gutierrez Barrios se retiró de la administración pública en 1993, año en que dejó la cartera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de mayo de 1999