Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los diputados de Escocia toman posesión sin haber cerrado aún una coalición de Gobierno

Los diputados de Escocia y Gales tomaron ayer posesión de sus escaños en las respectivas cámaras autonómicas anticipándose a su apertura oficial por parte de la reina Isabel en los próximos meses. La veterana nacionalista Winnie Ewing fue la primera en jurar lealtad al Parlamento de Edimburgo, que reanuda sus sesiones tras un paréntesis de 300 años.El laborista Donald Dewar tiene asegurado su cargo como primer ministro escocés, pero la nominación del nuevo Gabinete está pendiente de la resolución de las negociaciones con Jim Wallace, líder del Partido Demócrata Liberal. Sin una mayoría absoluta en las elecciones que se celebraron la semana pasada, los laboristas se preparan a gobernar en coalición.

De momento, la abolición en Escocia de las tasas universitarias, que se incluye en los manifiestos de la mayoría de los partidos en claro desafío al Gobierno de Londres, entorpece el éxito de las negociaciones.

En Gales, en cambio, el responsable del neolaborismo, Alun Michael, optó por gobernar en minoría y, tras ser nombrado ayer primer secretario de la Asamblea de Cardiff, dio a conocer la composición de su nuevo Gabinete.

Entre sus miembros sorprende la ausencia del principal artífice del proyecto autonómico galés, Ron Davies, que dimitió del Ejecutivo de Tony Blair tras un turbio escándalo sexual. "Estoy sorprendido y disgustado", señaló ayer Davies con respecto a una decisión que muchos interpretan como un "acto de traición" por parte de Alun Michael.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de mayo de 1999