Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gregori Mayans, calificado como el intelectual español más europeizante El congreso sobre el ilustrado de Oliva salda una "deuda pendiente"

Perseguido en vida y olvidado tras su muerte. El historiador, filósofo y jurista, Gregori Mayans (1699-1781) ha recibido, 300 años después de su nacimiento, "un justo homenaje". Ésta es, en palabras de Antonio Mestre, coordinador del primer congreso internacional sobre la figura y la obra del ilustrado valenciano, la principal conclusión del encuentro que se clausuró ayer en Oliva, localidad natal de Mayans.

El congreso, organizado por la Universidad de Valencia, ha reunido a un grupo de destacados especialistas de toda Europa sobre la obra mayansiana para saldar "una deuda pendiente" de la sociedad valenciana hacia Gregori Mayans, calificado por algunos expertos como "el intelectual español más europeizante" de todos los tiempos. El historiador y filósofo valenciano nació en Oliva en 1699. Estudió en Barcelona, Salamanca y Valencia y llegó a ser bibliotecario de FelipeV. En 1740 se retiró a su pueblo natal para dedicarse plenamente al estudio. Entre sus obras destacan Orígenes de la lengua española, Retórica y Vida de Cervantes. Alejado de la corriente imperante en el momento en España, establecida bajo los parámetros centralistas de Jovellanos, Mayans abogó por la línea ilustrada europea. Fruto de este interés es su intensa correspondencia con los eruditos más importantes de la época, como Voltaire o Roberts. Uno de los dramas de Mayans fue el ser "una persona muy reconocida fuera de España, especialmente en Holanda, Suiza, y Alemania, que chocaba en su país con las instituciones más importantes de la época", señaló el catedrático de Lengua y Literatura de Saint Gallen (Suiza) Jaime Siles, que ofreció la conferencia de clausura bajo el título Mayans en la cultura española y europea del siglo XVIII. "Sus obras siguen un plan y un método muy preciso que se inscribe dentro de la tradición cultural europea" y esto explica la receptividad que tuvo entre los intelectuales europeos, dijo Siles. Hasta el punto de que Voltaire reconoció la figura de Mayans "como la única digna de los españoles a ser leída por él". A pesar de ser un incomprendido en su país, para el poeta y catedrático de lengua "Mayans fue un reflector y una ventana nuestra hacia Europa" ya que con sus obras "exportaba a Europa lo que le parecía más interesante". Para Siles, el filósofo valenciano fue además el "precursor del primer proyecto de reforma y de ilustración de la península, con un programa de actuaciones que expone en la carta al secretario de Estado Patiño", a pesar de que era consciente de las dificultades que conllevaba el proyecto. El catedrático de la Facultad de Teología de Valencia Enrique Giménez expuso en su conferencia las complejas relaciones que Mayans mantuvo con los jesuitas, que se opusieron a sus propuestas de reforma en materia educativa. Por su parte, José Garrido, doctor en Filosofía por la Universidad Gregoriana de Roma, destacó en su ponencia La antropología filosófica de Mayans, la relevancia que el historiador da en su obra a "la búsqueda de lo bueno y verdadero", y la ética como norma principal de su conducta. El congreso ha reunido a expertos en la obra y la vida de Mayans como Miquel Batllori, Joaquín Álvarez Barrientos, Pascual Marzal o el filósofo José María Estellés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de mayo de 1999