Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejo de TV-3 crea por unanimidad una comisión de seguimiento del pluralismo político

Hay tregua en la guerra que en nombre del pluralismo en TV-3 ha enfrentado a los socios que integran Convergència i Unió (CiU). El Consejo de Administración de la Corporación Catalana de Radio y Televisión (CCRTV) acordó ayer por unanimidad la creación de una comisión de seguimiento del pluralismo político. Todos votaron a favor. El propio director general de la CCRTV, Jordi Vilajoana, hizo buena la máxima Si no puedes con la rebelión, únete a ella. En el guión de la revuelta que figuraba en los papeles del representante de Unió, Eugeni Pérez-Moreno, se afirma: "La información política se elaborará siguiendo criterios periodísticos comunes a toda especialidad informativa, propios de una televisión pública".

Las aguas han vuelto a su cauce, de momento. Ayer el Consejo de Administración de TV-3 se encargó de ello. No hubo crispación después de una semana en la que Convergència i Unió ha pasado una de sus peores crisis. Todo comenzó con unas afirmaciones de Josep Antoni Duran Lleida, el líder de Unió, quien aseguró: "Si alguien ve sólo TV-3 puede pensar que no tenemos candidatos, que me he ido de vacaciones y que estos días no trabajo, aunque estos días vamos por todo el país presentando nuestros candidatos". Y Duran remató: "A la crítica que habitualmente hago a los contenidos de TV-3 debo añadir ahora la falta al respeto y al pluralismo político, al menos respecto a Unió". La oposición no tardó en sumarse a estas críticas con el argumento de que si CDC trataba así a su socio de coalición, cómo iba a ser más generoso con ellos. Así, mientras la lluvia fina de la crítica caía diariamente sobre la cabeza de Convergència, se llegó a la reunión de ayer. Los socialistas volvieron a lamentarse de la "desaparición" de la pantalla de sus candidatos a la alcaldía de Barcelona, Joan Clos, y a la presidencia de la Generalitat, Pasqual Maragall. Como las aguas bajaban crecidas, Convergència pensó que era mejor dejarse arrastrar por ellas que oponer resistencia. Así se llegó al texto aprobado ayer, en el que se afirma: "La información política se elaborará siguiendo criterios periodísticos de orden general, comunes a toda especialidad informativa, propios de una televisión pública". El acuerdo añade que "la información política tenga como prioridad recoger los hechos más destacables de la vida institucional y de las fuerzas políticas, teniendo como referente la representatividad parlamentaria, sin que ello presuponga una traducción matemática que acentuaría más la presencia de los partidos mayoritarios y minimizaría notablemente la de los minoritarios, lo que podría ir en detrimento de la pluralidad". El acuerdo aprobado por unanimidad agrega: "La información política velará por el rigor informativo, la veracidad, la pluralidad, la equidad y el respeto a las instituciones y a sus representantes, tal como se afirma en la ley de creación del ente público de la Corporación Catalana de Radio y Televisión". El consejo de la CCRTV acordó por último "que se constituya una comisión de seguimiento que se reunirá semanalmente y que dispondrá de la documentación necesaria para poder hacer el seguimiento". La comisión no tendrá funciones de control electoral, aseguraron fuentes del consejo, que expresaron algunas dudas sobre la operatividad de este organismo. En todo caso, la dificultad para encontrar referentes de un modelo de pluralismo hizo que los asistentes votaran con la mejor de las voluntades la creación de esta comisión. Eugeni Pérez Moreno, representante de Unió en el consejo, intentó descontextualizar el nombre de su partido de la petición de mayor pluralismo. Aunque los consejeros de CDC aseguraban no ver el problema, al final acabaron votando a favor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de mayo de 1999

Más información

  • Los socialistas lamentan "la desaparición" televisiva de Joan Clos y Pasqual Maragall