Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rector Carles Solà abre una investigación por el derrumbe de la pasarela y culpa al arquitecto

VIENE DE LA PÁGINA 1 El rector de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), Carles Solà, anunció ayer la apertura de una investigación para determinar las causas que motivaron el desplome de la pasarela, por la que desde hace seis años transitan habitualmente miles de estudiantes en dirección a la piscina del campus de Bellaterra a la que da acceso. El puente, de estructura metálica y suelo de placas de hormigón, se desprendió de la pared del polideportivo a la que estaba fijado lateralmente. Esta investigación determinará las causas exactas del siniestro, es decir, si ha sido provocado por una mala construcción o por falta de mantenimiento. En cualquier caso, el rector de la UAB adelantó que "este edificio es de reciente construcción y parece que el diseñador de la pasarela tendrá que responder". Solà apuntaba así a un defecto en la obra como explicación técnica de lo ocurrido en el campus. El arquitecto Josep Lluís Mateo, quien diseñó y dirigió la construcción en 1993 de la pasarela, se encontraba ayer de viaje en Alemania, aunque fuentes de su despacho insinuaron que la caída del puente colgante podría deberse a "una falta de mantenimiento de la estructura", informa Efe. Heridos hospitalizados Pese a la espectacularidad del accidente y la alarma suscitada, no hubo heridos de carácter grave. De los seis universitarios que ingresaron en distintos hospitales del Vallès, tres fueron dados de alta al cabo de pocas horas. Otros dos heridos seguían ayer ingresados en observación y tan sólo una tercera mujer, Dolors Cabeza, de 44 años, tuvo que pasar por el quirófano en el hospital Parc Taulí, en Sabadell, al tener fracturado un tobillo, además de diferentes contusiones en la espalda. La otra mujer ingresada en el Parc Taulí, María de Gados, de 29 años, sufre contusiones múltiples. La tercera estudiante accidentada que ayer todavía no había sido de alta, Irene Domínguez, de 19 años, ingresó en la Mutua de Terrassa con fracturas en las vértebras lumbares, pero no tiene ningún tipo de complicación neurológica, según fuentes del hospital. Los otros tres heridos que fueron atendidos en el Hospital General de Cataluña fueron dados de alta al cabo de pocas horas al presentar heridas leves. Uno de ellos tenía contusiones externas, otro una contusión lumbar y latigazo cervical, y a un tercero también se le diagnosticó un latigazo cervical y contusión dorsal. La rápida actuación de varias unidades de los bomberos de la Generalitat y de un helicóptero del RACC posibilitó que los universitarios peor parados fueran atendidos rápidamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de mayo de 1999

Más información

  • El puente siniestrado en el campus de la Autónoma se construyó hace sólo seis años