Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del Tribunal de Cuentas admite el vacío legal en las subvenciones

El presidente del Tribunal de Cuentas, Ubaldo Nieto, reconoció ayer que las lagunas normativas para controlar la concesión y justificación de subvenciones públicas puede constituir un "estímulo a la negligencia", ya que dificulta la depuración de responsabilidades. Además, este vacío legal convierte en algo casi imposible la recuperación de los fondos públicos cuando no se han utilizado correctamente. Nieto hizo estas graves consideraciones en su comparecencia ante la subcomisión parlamentaria que estudia las subvenciones del Ministerio de Industria, informa Servimedia. Al responder a las preguntas de los diputados, Nieto reconoció que, dadas las carencias de la normativa, "una cierta picaresca", el conocimiento de los entramados administrativos o "una buena aproximación al poder" pueden facilitar la obtención de este tipo de ayudas.

Por todo ello, y como conclusión, el presidente del Tribunal de Cuentas alertó a los miembros de la subcomisión sobre la necesidad de aprobar una Ley General de Subvenciones que regule la actividad pública y permita su riguroso control, ya que la actual normativa resulta insuficiente para garantizar "el buen uso de los fondos públicos".

Además del presidente del Tribunal de Cuentas, ayer compareció también el secretario de Estado de Industria y Energía, José Manuel Serra, quien aseguró que en los tres años de gestión de Josep Piqué al frente del Ministerio de Industria se ha fomentado la transparencia en la concesión de las subvenciones y se han reforzado los instrumentos de control. Serra llegó incluso a facilitar a los diputados un documento comparativo de la política de ayudas antes y después de 1996, cuando el PP llegó al poder. También se refirió al "triple filtro" en la concesión de ayudas que ha introducido el Ejecutivo del PP.

Los representantes del Grupo Socialista en esta comisión enumeraron las presuntas irregularidades denunciadas en las últimas semanas, y concluyeron que existen "ilegalidades manifiestas" en la concesión de subvenciones públicas del Ministerio de Industria, citando como un ejemplo claro la que se asignó al Ayuntamiento de La Carolina (Jaén).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de abril de 1999