Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez del "caso Zamora" solicita transcribir una cinta grabada a un jefe técnico

El magistrado instructor del Tribunal Supremo para el caso Zamora, José Antonio Martín Pallín, ha ordenado disponer "los medios técnicos y humanos necesarios" para transcribir una de las dos cintas magnetofónicas aportadas a la causa por el expresidente de la Diputación de Zamora Antolín Martín, del Partido Popular, uno de los denunciantes del caso. La cinta contiene una conversación sobre presuntas irregularidades de los constructores.

La cinta cuya transcripción ha ordenado el magistrado instructor fue grabada subrepticiamente por el entonces presidente de la Diputación, Antolín Martín, al ingeniero jefe de Obras, Ángel Macho Jiménez, cuando el primero empezó a darse cuenta de que en su entorno se estaban produciendo irregularidades en las adjudicaciones de obras. Antolín Martín llamó a Macho a su despacho y aprovechó un descuido para grabar una cinta con las contestaciones de éste a sus demandas de información. En la cinta, que dura alrededor de nueve minutos, Antolín Martín pregunta a Macho por una serie de obras y éste reconoce -según la declaración de Martín en el Supremo- que posiblemente se han hecho sin contrato. El técnico agrega que los contratistas se repartían las obras fuera de la Diputación y el elegido licitaba por el tipo y los demás por encima. En la grabación, el técnico agrega que por entonces los constructores estaban "desmelenados".

En otra providencia dictada ayer por Martín Pallín, se da cuenta de que la Agencia Tributaria ha designado ya a los dos peritos expertos en contabilidad bancaria que había solicitado el instructor para investigar las cuentas y cheques relacionados con supuestos cobros de comisiones a cambio de adjudicaciones de obras.

El nombramiento ha recaído en Ignacio Revilla García-Ramos y José Manuel Ríos Torvino. Ambos peritos contables han sido citados ante el Tribunal Supremo para el próximo día 5 de mayo, a las 12 horas, "a fin de aceptar el cargo y hacerles saber el objeto de la pericia", según la resolución del instructor.

El magistrado tomó declaración como testigo en la mañana de ayer al secretario general de la Diputación de Zamora, Felipe Gallego Alonso, que desempeña el cargo desde 1991 y que defendió la legalidad de todas la adjudicaciones de obras y servicios.

Felipe Gallego aseguró que nunca se suplantó la firma del presidente Antolín Martín en las adjudicaciones de obras, como éste manifestó, sino que había un régimen de sustituciones previsto legalmente para casos de ausencia o enfermedad.

Así, el secretario general de la Diputación aseguró que la sustitución era "automática", y aunque el vicepresidente u otro diputado provincial firmara en sustitución del presidente, "de ninguna forma" se le sustituía en la ordenación de los pagos.

El acusador Jacobo Echeverría dudó de la veracidad de estas explicaciones del testigo y se reserva la posibilidad de pedir su imputación en la causa.

Para la acusación, ese mecanismo de sustituciones se producía en ausencia de Antolín Martín y cuando interesaba a sus vicepresidentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de abril de 1999

Más información

  • Hacienda designa dos peritos contables