Teresa Berganza da su nombre a un palco del teatro de la Zarzuela

Teresa Berganza inició ayer lo que se pretende sea a partir de ahora una tradición y una manera de dar las gracias a aquellos artistas que mantienen y han mantenido en pie el teatro de la Zarzuela de Madrid. Un palco, el 10 de la platea, ya tiene su nombre.

La mezzosoprano española, una de las grandes divas internacionales dentro del género lírico, acudió a este pequeño homenaje dejando traslucir en su cara y su mirada el momento feliz que dice atravesar en su vida. Ataviada con ropa y sombrero que le daban aires juveniles, la cantante recordó que en ese teatro había pasado momentos importantísimos de su vida y le hacía especial ilusión ser la primera que recibía este honor.

Kraus

"Espero que el palco que está al lado del mío se lo den a Alfredo Kraus, para que estemos siempre juntos, ya que le quiero mucho y somos grandes amigos", declaró la cantante. Berganza agradeció especialmente este gesto. "España es una tierra de cantantes y hay que cuidarles y quererles, pero no cuando uno desaparece, sino como a mí, cuando estoy viva y con salud.

Tanto José Antonio Campos Borrego, subdirector de música y danza del INAEM, como Emilio Sagi, director artístico del teatro de la Zarzuela, destacaron que éste era un gesto sencillo y humilde, pero que se hacía con el corazón. "Dejamos algo pequeño a alguien que nos ha dejado en este teatro mucho más, pues son los artistas los que han puesto este teatro en pie y lo han llenado de buenas energías, como las de Berganza con su sabiduría, su experiencia y su arte", dijeron.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS