Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CAOS EN EL TRÁFICO AÉREO.

Los controladores cobran por cada hora extra 15.000 pesetas

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) tiene 1.400 controladores en plantilla. Pero no son suficientes. Según el Ministerio de Fomento para solucionar el colapso actual del sistema aéreo español hacen falta otros 741 profesionales más antes del 31 de diciembre del año 2003. Por ello, el mes pasado se firmó un convenio entre AENA y el sindicato de controladores (USCA) para satisfacer esa necesidad. Como los controladores son los encargados de seleccionar y formar a los aspirantes, AENA les ha prometido un complemento de disponibilidad a repartir entre el colectivo de 1.400 millones de pesetas si logran alcanzar las 741 nuevas contrataciones. En 1998, AENA desembolsó 6.000 millones en horas extraordinarias, lo que hace que cada hora fuera de la jornada habitual se haya pagado a casi 15.000 pesetas, según el Ministerio de Fomento. Los controladores consultados ayer no desmintieron estas cifras. "Está escrito en el convenio", afirmaron. Un controlador trabaja 35 horas semanales.

El colectivo niega las críticas que hacia él hacen principalmente las compañías aéreas. Las aerolíneas les acusan de querer bloquear el incremento de la plantilla para seguir cobrando horas extras. "Eso es absurdo. Nosotros queremos más controladores porque hacemos demasiadas horas extras", indicaron.

Actualmente, hay varias promociones de aspirantes preparándose para cubrir estas carencias. El pasado 12 de febrero, AENA hizo publicó una convocatoria para la selección de 150 candidatos. AENA exige que los aspirantes sean licenciados o diplomados universitarios. Deben superar además una prueba de "evaluación psicológica y otra de discriminación auditiva de los idiomas inglés y castellano", según las bases de la convocatoria. Además, no deben sufrir ni enfermedades progresivas del sistema nervioso, cualquier anomalía mental, desorden de la personalidad, neurosis o epilepsia.

Trastornos menstruales

"Se considerarán motivo de incapacidad aquellas enfermedades que causen deficiencia importante de la función del conducto gastrointestinal o toda secuela de enfermedad o intervención quirúrgica en cualquier parte del tubo digestivo" . Las mujeres que "tengan historial de graves trastornos menstruales y que les impidan el ejercicio de las atribuciones correspondientes" tampoco podrán ser controladoras.

Los que superen las pruebas recibirán finalmente un curso en el Centro de Estudios Aeronáuticos y de Navegación Aérea. Su formación se alargará durante unos 15 meses.

El aspirante estará, acabados sus estudios, listo para comenzar el trabajo en prácticas. En ese momento, AENA "le ofrecerá un contrato de trabajo fijo y de carácter indefinido como controlador de la circulación aérea". Su sueldo puede llegar a los 20 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de abril de 1999