Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Confebask resta "toda credibilidad" al análisis de ELA sobre las 35 horas

La patronal vasca restó ayer "toda credibilidad" a las conclusiones del estudio realizado por el sindicato ELA sobre el impacto de la reducción de jornada en la actividad económica, que el secretario general de la central nacionalista, José Elorrieta, presentó el lunes (ver EL PAÍS de ayer). Según ELA, una reducción de jornada del 10% manteniendo el nivel actual de salarios permitiría crear cerca de 80.000 empleos en el País Vasco y en Navarra. Confebask aseguró ayer en un comunicado público que "ni el enfoque, ni los datos, ni las propias conclusiones de este estudio se corresponden con la realidad". La Confederación Empresarial Vasca critica que el sindicato nacionalista haya hecho un análisis en términos "exclusivamente macroeconómicos, sin tener en cuenta el impacto concreto que sobre la economía real, sobre las empresas, tendría esta medida". En su opinión, ello supone "una falta de rigor absoluta y un grave error de bulto". La patronal destaca como muestra de lo "erróneo" de este planteamiento el caso francés, donde los "decepcionantes" resultados de las 35 horas contradicen las "predicciones que diversas fuentes realizaban" con análisis "similares" a los de ELA. "Claro error matemático" Para ELA, la citada reducción de jornada en un 10% supondría una reducción del beneficio bruto empresarial del 1,7%. La patronal replica que dicho cálculo, "además de falso es un claro error matemático". "Reducir el peso del resultado bruto empresarial del 16,2% al 14,45% del valor de la producción, como señala ELA, supone una reducción de casi un 11% de este epígrafe y no del 1,7%", afirma Confebask. Para la patronal vasca, para ser mínimamente creíble un estudio sobre el impacto de la reducción de jornada debería tener en cuenta la situación y características de cada empresa "individualmente considerada, así como el sector al que pertenece". Además, considera "muy poco apropiado" que se haya utilizado como fuente de datos para elaboración del estudio sindical la Central de Balances del Banco de España, puesto que corresponden a una muestra muy reducida y con predominio de las grandes empresas intensivas, algo "que tiene poco que ver con la realidad de la economía vasca de carácter netamente industrial y compuesta en un 95% por empresas de menos de 10 trabajadores". Los empresarios vascos cuestionan también el cálculo efectuado por el sindicato respecto al número de empleos que generaría la reducción de jornada, unos 80.000 en la comunidad autónoma y en Navarra, según las cifras aportadas por ELA. "Nuevamente se hace un análisis general y simplista", indica el comunicado de Confebask, "por cuanto no se tiene en cuenta que el empleo no es repartible y que no se pueden sumar y dividir horas sin las más mínima lógica ni rigor científico", afirman.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de marzo de 1999