Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José María Cuevas acusa a los Gobiernos autónomos de fracturar el mercado

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), José María Cuevas, alertó ayer contra las "interferencias" de las comunidades autónomas en cuestiones, básicamente de carácter laboral y fiscal, que afectan a la unidad de mercado y a la autonomía negociadora de los interlocutores sociales. Cuevas teme que esas interferencias se multipliquen este año, debido a las campañas electorales. Rechazó de plano la semana laboral de 35 horas, pero admitió la posibilidad de negociar la reordenación del tiempo de trabajo dentro de los convenios colectivos.

Cuevas repartió críticas para todos -Gobierno central, comunidades autónomas, sindicatos- en el discurso que dirigió al pleno de la asamblea de la patronal celebrado ayer en Madrid. La mayor carga de profundidad fue, no obstante, para las comunidades autónomas."A lo largo de los últimos meses se están produciendo hechos preocupantes para aquellos que consideramos la unidad de mercado y la solidaridad social como base de partida de nuestra prosperidad. (...) Con mucha frecuencia, Gobiernos y Parlamentos autonómicos están interviniendo en aspectos de la vida socioeconómica que o bien estaban reservados al ámbito estatal o bien son propios y privativos de los interlocutores sociales a través de la negociación colectiva", dijo el presidente de la patronal.

"Entre los primeros", continuó, "podemos mencionar actuaciones en materia de prestaciones sociales (medicamentos, pensiones), en cuestiones de política internacional (iniciativas que interfieren las relaciones comerciales de España con otros países) o en políticas fiscales y de incentivos a las empresas que inviertan en cada región".

"Entre los segundos", remató, "se encuentran las iniciativas emprendidas por Gobiernos autonómicos de distintos signos en materia de jornada de trabajo, y que en general han consistido en promover la reducción de la misma sin contrapartida salarial, compensando a los empresarios mediante sistemas de subvenciones y bonificaciones que a medio y largo plazo supondrán más gasto público y, en consecuencia, más impuestos". Por ello pidió públicamente a la amplia representación de empresarios asistentes a la asamblea que rechacen las subvenciones que los Gobiernos autónomos ofrecen para adoptar medidas como la jornada semanal de 35 horas. Recurso contra las 35 horas

Precisamente ayer, la vicepresidenta de la Diputación de Cáceres, Adela Sánchez, anunció que la Delegación del Gobierno en Extremadura ha recurrido la implantación de la jornada semanal de 35 horas para los trabajadores de la Diputación cacereña y sus organismos dependientes, informa Europa Press. Otra de las "interferencias" a las que se refería Cuevas en su discurso, el alza de las pensiones no contributivas andaluzas por encima del resto de las españolas, también tuvo ayer su capítulo. El Gobierno andaluz acordó rechazar el requerimiento que le hizo el Ejecutivo central el pasado 12 de febrero para que anulara la subida.

El presidente de la patronal también criticó al Ejecutivo central por quebrar el modelo de negociación a tres (con patronal y sindicatos) y convertirlo en reuniones a dos (Gobierno-empresarios y Gobierno-sindicatos). En su opinión, este esquema no funciona, como muestra el hecho de que uno de sus frutos, el contrato a tiempo parcial de carácter estable, no está funcionando.

En cuanto a los sindicatos, Cuevas dijo que están aprovechando la presión política para lograr sus objetivos. Y teme que esa presión aumente este año, debido al calendario electoral. La asamblea de la CEOE aprobó un decálogo de prioridades y preocupaciones, entre las que se encuentran, al margen de las descritas, medidas que profundicen en la liberalización de la economía y más privatizaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de marzo de 1999

Más información

  • La CEOE accede a negociar el tiempo de trabajo