Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

John M. Roberts publica una "Historia universal ilustrada"

El historiador británico John M. Roberts, vicerrector de la Universidad de Southampton, prefiere ser cartógrafo a detective, según las categorías en que divide a los historiadores. Roberts presentó en Madrid su Historia universal ilustrada (Círculo de Lectores, en 10 tomos). "Presento al lector un mapa de la historia de la humanidad", afirmó.La coedición internacional de la Historia Universal de Roberts se realiza en 10 países con una tirada de 270.000 ejemplares. Sobre la edición original de 1976 -de la que se han vendido 400.000 ejemplares en el Reino Unido- se presenta en español una versión revisada con ilustraciones, mapas y cuadros. Círculo de Lectores saca para sus socios los tres primeros volúmenes: Prehistoria y primeras civilizaciones, Asia oriental y Grecia clásica y Roma y el Occidente clásico. A lo largo de un año publicará el resto, con títulos sobre la era de las tradiciones divergentes, el cercano Oriente y la nueva Europa, la reconstrucción de la era europea, la era de la revolución, los imperios europeos, las nuevas potencias y la época más reciente y el nuevo orden mundial.

"Los que no conocen la historia están destinados a ser dominados por ella", declaró Roberts al señalar la importancia cultural que cumple hoy la historia frente al bombardeo de información. Roberts ha establecido en su Historia... una serie de grandes líneas que atraviesan la historia de la humanidad. Como estructura básica, ha hecho una división por civilizaciones, no por periodos históricos, desde la prehistoria a la civilización europea, "con el gran examen de la modernidad". El historiador cree que ya no es válida la frase de que "la historia la escriben los vencedores". "Ahora hay una tendencia, por lo menos en Inglaterra, de recuperar la historia de las personas y sociedades que han sido olvidadas, y se hace un gran esfuerzo por escribir así la historia de los perdedores".

"Los historiadores hablan del pasado y no del futuro", dice Roberts. Considera que el futuro se ve afectado por numerosas sorpresas imposibles de adivinar y pone como ejemplos la desaparición de la Unión Soviética y los hechos que provocaron la II Guerra Mundial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de marzo de 1999