Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Investigadores de la UPV estudian un nuevo diagnóstico precoz del cáncer de boca Esta patología es el sexto tumor más habitual tanto en el País Vasco como en toda España

Investigadores de la Universidad del País Vasco (UPV) trabajan en la consecución de un sistema de diagnóstico precoz del cáncer de boca a través del análisis genético y molecular de las células afectadas por enfermedades previas. Esta patología, relacionada íntimamente con el consumo habitual de tabaco y alcohol, ocupa el sexto lugar en la clasificación de tumores tanto en el País Vasco como en el conjunto de España y representa cerca del 5% de las enfermedades cancerosas. El cáncer de boca se desarrolla en muchas ocasiones a partir de lesiones ya existentes denominadas precancerosas y, desde esta constatación, los investigadores de la UPV intentan predecir qué tipo de lesiones van a derivar en una patología tumoral. El jefe de la Unidad de Medicina Bucal del Departamento de Estomatología de la UPV, José Manuel Aguirre, ha explicado que el objetivo del estudio consiste en localizar alteraciones genéticas en las células que aporten datos sobre una posible "malignización" futura. Herramienta útil De esta forma, los médicos especialistas dispondrían de una herramienta muy útil para saber con certeza qué pacientes necesitan someterse a un tratamiento más agresivo para evitar la aparición de un cáncer y quién tiene suficiente con una mera revisión periódica. "Si somos capaces de poder predecir aquellas lesiones que van a ir mal", añade, "vamos a poder intervenir más intensamente y hacer una predicción efectiva del verdadero cáncer". Los investigadores de la UPV están intentando de forma paralela diseñar un sencillo método que sirva para realizar un seguimiento de aquellos pacientes que superaron con anterioridad un cáncer bucal a través de un simple enjuague de la boca. El análisis de las células arrastradas por el agua utilizada para el enjuague permitiría detectar si existe o no un desorden celular y, por tanto, descubrir de forma temprana si la patología se ha reproducido o bien ha aparecido otra nueva. Este complejo proyecto de investigación está siendo desarrollado por los Departamentos de Estomatología y Biología Celular de las Facultades de Medicina y Ciencias, en colaboración con el Servicio de Anatomía Patológica del Hospital de Cruces. El interés sanitario del trabajo ha sido refrendado recientemente por las instituciones públicas y, más concretamente, por el Ministerio de Sanidad, que a través del Fondo de Investigaciones Sanitarias ha concedido una beca para su realización. Aguirre ha destacado que a pesar de que el cáncer de boca resulta en principio fácil de diagnosticar debido a que está localizado en una zona accesible al ojo humano, la mayoría de los diagnósticos se dan en etapas avanzadas de la enfermedad y, por lo tanto, las posibilidades de curación disminuyen. El profesor de la UPV ha afirmado que la principal causa de esta tardanza se encuentra en el escaso hábito de visitar periódicamente al dentista o estomatólogo, tesis ésta que ha sido corroborada por un reciente estudio en Alemania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de febrero de 1999