Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Endesa fracasa en su intento de tomar el control del grupo chileno Enersis

Santiago de Chile / Madrid

La junta extraordinaria de accionistas del grupo eléctrico chileno Enersis rechazó ayer, por escaso margen (4,9% de votos en contra), modificar los estatutos para permitir a Endesa elevar su participación del 32% al 65%. La modificación era condición indispensable para que Endesa culminara la OPA lanzada sobre el 32% adicional de Enersis por de 217.000 millones.

El fracaso de la aventura chilena de Endesa, iniciada en agosto de 1997 con una inversión de 250.000 millones de pesetas, la propició la falta de apoyo a Endesa de los tenedores de los denominados American Depositary Receipts (ADR) de Enersis. Endesa perdió por un escasísimo margen. Precisaba que el 75% del capital de la compañía chilena autorizara la modificación de estatutos que le daria el control total de Enersis y se quedó en el 74,02%, según detalló al término de la junta el responsable de operaciones internacionales de Endesa, Alfredo Llorente. Votó en contra el 4,9% del capital.Sorprendida por el resultado de la votación, en la que se manifestaron a favor incluso los representantes de los fondos de pensiones que habían mantenido enfrentamientos con Endesa, la empresa que preside Rodolfo Martin Villa anunció que solicitará un recuento de votos. Llorente no descartó, incluso, la posibilidad de solicitar que se celebre una nueva junta. La compañía española que ha negociado en las últimas semanas en Chile y en EE UU creía tener perfectamente atados los apoyos de los ADR, pero, según sus cuentas, donde esperaba un 8% de voto favorable, se encontró con tan sólo un 6,5%.Por ello, los representantes de la compañía española anunciaron que hoy mismo solicitarán un recuento de los votos depositados en el Citibank de EE UU.

Alfredo Llorente, contrariado, aseguró al término de la junta que la votación demuestra que "no se puede afirmar que la propuesta de Endesa ha sido rechazada cuando un 80% de los accionistas de Chile han dicho sí a la operación".

Explicaciones En el día después del fracaso en Chile, adquieren más valor las explicaciones ofrecidas semanas atrás a la prensa españolapor el consejero delegado de Endesa, Rafael Miranda, para el caso, entonces lejano, de que la aventura chilena acabara en un fiasco.

Entonces, Llorente hizo hincapié en que la inversión actual en Enersis (250.000 millones de pesetas) supone tan sólo el 4,5% del activo total de Endesa y que, en cualquier caso, su 32% en Enersis, seguirá siendo un importante activo.

Se acaba, eso sí, el plan de hacer de Chile la plataforma de lanzamiento en América Latina. Miranda ya barajó alternativas: México, Brasil y Estados Unidos.

Descartado el control de Enersis, Endesa queda ahora en una posición difícil. En contra de sus deseos, los accionistas más importantes de Enersis aprobaron recientemente la venta del 25% de la filial Endesa Chile. Sobre esta sociedad generadora de electricidad, que Endesa considera vital para su estrategia de negocio, la estadounidense Duke Energy ha lanzado una Oferta Pública de Adquisición de acciones por el 51%.

Endesa, a través de Enersis, se convierte así en el segundo en discordia en la generadora y tendrá que replantear el esquema de relaciones con Duke. La empresa española se ha comprometido a apoyar una modificación de los límites de concentración accionarial de Endesa Chile y ha adelantado que no venderá su participación indirecta en dicha generadora (del 25,4%, a través de Enersis). Está por ver también la reacción del Gobierno chileno, que no veía con malos ojos las operaciones lanzadas en el sector electrico chileno tanto por Endesa como por Duke Energy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de febrero de 1999

Más información

  • La falta de apoyo de los inversores de EE UU sorprendió a la eléctrica