Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El metro al aeropuerto de Barajas partirá de una macroestación en Nuevos Ministerios

El metro hasta el aeropuerto de Barajas partirá de una gran estación en Nuevos Ministerios, ubicada junto a la que da servicio a la red de cercanías de Renfe. Así consta en el proyecto de prolongación de la línea 8 que el jueves sacó la Consejería de Obras Públicas a información y que incluye la construcción de un túnel de 6,5 kilómetros, sin paradas intermedias, entre Mar de Cristal y Nuevos Ministerios. La obra, sin embargo, deja fuera la construcción de una miniterminal del aeropuerto en la estación de partida, que serviría para facturar equipajes.

El Gobierno regional tendrá que aparcar su proyecto de dotar a la línea 8, que llegará desde Nuevos Ministerios hasta el aeropuerto de Barajas, de una estación de metro que cuente con un edificio en superficie con establecimientos comerciales y oficinas, así como de instalaciones propias de una terminal de aeropuerto. Esto hubiera facilitado la financiación de la obra (por el alquiler de los locales) y la facturación del equipaje en el corazón del Madrid de los negocios. Se ahorrarían con ello tiempo y molestias a los viajeros que se desplazan a la capital para asistir a reuniones de trabajo o congresos.Pero, frente a estas posibilidade de mayor comodidad, el proyecto presenta problemas para garantizar la seguridad de los equipajes, tal y como ha señalado Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), organismo que gestiona los aeródromos españoles. En respuesta a esta crítica de AENA, Obras Públicas instalará una macroestación en la cabecera de la línea (Nuevos Ministerios). "Hay terrenos para ello junto a la actual estación de Renfe y se contará con espacio suficiente para facilitar la facturación de equipajes si en un futuro se demuestra la viabilidad de ese proyecto", explica una fuente de la consejería. El coste de esa gran estación, pendiente aún de diseño definitivo, se situaría en torno a los 4.000 millones de pesetas, casi el doble del precio de las que se están construyendo dentro del plan de ampliación del metro.

Para enlazar esa nueva estación con Mar de Cristal, los técnicos de Obras Públicas han trazado en el subsuelo de Madrid un túnel de seis kilómetros y medio, que no contará con paradas intermedias. Hasta ahora se había estudiado la posibilidad de ubicar una estación en Colombia, enlazando así la línea al aeropuerto con la actual línea 9. Finalmente ha primado el criterio del consejero Luis Eduardo Cortés, que se ha mostrado en reiteradas ocasiones partidario de suprimir estaciones intermedias para dotar de más rapidez a la línea. "Puede que haya una o dos miniestaciones intermedias por cuestiones de seguridad, pero no para subida y bajada de viajeros", afirma Cortés.

Dinero de Bruselas

La Dirección General de Infraestructuras no ha cerrado aún el coste que supondrá el futuro tramo de la línea 8 del metro, pero éste superará los 20.000 millones de pesetas si se mantiene en los límites de las obras actuales (unos 3.000 millones de pesetas por kilómetro). Hay que tener en cuenta, además, que el tramo de túnel bajo el paseo de la Castellana no podrá, probablemente, ejecutarse con tuneladora, dadas las dificultades que plantean las galerías de servicios e infraestructuras (como el túnel de la risa, por el que discurren los trenes de cercanías entre las estaciones de Chamartín y Atocha).

La financiación de la obra correrá a cargo de los fondos europeos. Ésa es al menos la intención del Gobierno regional, al igual que ha ocurrido con el tramo en construcción entre la estación de Campo de las Naciones, en los recintos feriales, y Barajas pueblo. Bruselas aporta el 80% de los 15.000 millones que supone ese tramo.

Ese dinero incluye tanto la realización del túnel como las estaciones previstas en la actual terminal del aeropuerto y en el municipio.

La Comunidad tiene previsto estirar de nuevo la línea desde la estación ubicada en el pueblo de Barajas hasta la nueva terminal del aeropuerto (todavía en fase de proyecto). Ésta fue precisamente la condición puesta por Bruselas para conceder la financiación solicitada por Madrid.

El presidente regional aprovechó hace apenas una semana la llegada de la tuneladora a la futura estación de Aeropuerto para mostrar a la comisaria europea de Política Regional, Monika Wulf-Mathies, el estado de las obras.

Se ha ejecutado ya el 85% de los trabajos necesarios para unir Barajas y la capital con el suburbano. Queda pendiente prácticamente sólo el equipamiento de las dos estaciones, pero esta parte de las obras, más lenta que el trabajo de las tuneladoras, no concluirá hasta pasado el verano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de febrero de 1999

Más información

  • La prolongación de la línea 8 desde Mar de Cristal se hará con un túnel de 6,5 kilómetros