Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva línea del tren de Bilbao tendrá 30 millones de usuarios al año

Alrededor de 30 millones de viajeros utilizarán anualmente la nueva red de cercanías en Bilbao de Renfe, que se modificará sustancialmente desde el 3 de marzo con la puesta en marcha de la línea sur. Este nuevo trazado supone que los trenes procedentes de la Margen Izquierda, en vez de acceder a la capital vizcaína por el borde de la ría, atravesarán el centro de forma semisoterrada. Las cifras de usuarios calculadas por Renfe situarían a Bilbao "en el tercer puesto del Estado en relación con el número de viajeros transportados, solamente por detrás de Madrid y Barcelona, y muy distanciado ya de Valencia, el siguiente núcleo importante de cercanías de Renfe", aseguró ayer en un comunicado la compañía ferroviaria. Renfe estima que la nueva línea Sur absorberá cerca de siete millones de viajeros en las cuatro nueva estaciones construidas: San Mamés, Autonomía, Ametzola y Zabalburu. Sólamente las de Autonomía y San Mamés tendrán cerca de cuatro millones, según los cálculos de la compañía ferroviaria, y sólo se verían superadas por la terminal central de Abando, con cerca de ocho millones de usuarios al año. Las cuatro nuevas estaciones que estarán disponibles a partir del 3 de marzo generarán alrededor de 20.000 viajeros diarios, pero Renfe cree que "podrían aumentar progresivamente, ya que el nuevo trazado cubre un radio urbano de más de 100.000 habitantes y, por tanto, clientes potenciales del tren". El proyecto de la línea Sur, auspiciado por la sociedad de revitalización urbanística Bilbao Ría 2000, ha permitido acabar con el aislamiento de barrios bilbaínos como el de Rekalde -separados del resto de la capital por las vías-, habilitar una avenida por la zona en la que el ferrocarril irá ahora soterrado y recuperar para el proyecto de regeneración de Abandoibarra la superficie que ocupan ahora los raíles junto a la ría. Renfe informó ayer de que ha invertido, en el equipamiento general y los sistemas tecnológicos de las cuatro nuevas estaciones, casi 750 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de febrero de 1999