Una juez niega que Marbella tenga un Plan de Urbanismo en la actualidad

Una juez de Instrucción niega la existencia del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Marbella del año 1986, a pesar de que el Tribunal Supremo reconociera su validez en una docena de sentencias. La Junta de Andalucía, invocando la vulneración de este plan, solicitó la impugnación de medio centenar de licencias de obras ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y la Plataforma Ciudadana presentó otras tantas denuncias por la vía penal. La tesis de inexistencia del PGOU fue defendida por el gobierno de Jesús Gil para rechazar el veto impuesto por la Junta a su revisión del planeamiento urbano. La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Marbella, Pilar Ramírez, rechaza en un procedimiento de diligencias previas considerar como delito de prevaricación -dictar una resolución injusta a sabiendas- la concesión de cuatro licencias municipales de obras al entender que no existe planeamiento urbano. La juez esgrime que existen "serias dudas" para determinar cuál es la normativa vigente en Marbella y que no puede obligarse al cumplimiento del PGOU de 1986 porque sus ordenanzas y normas no fueron publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Ramírez señala que "imposibilita calificar como delito de prevaricación la actuación de los intervinientes en el otorgamiento de la licencia de obras por inobservancia de unas normas que no pueden considerarse existentes y menos de obligado cumplimiento". Cuatro denuncias La Plataforma Ciudadana denunció a Gil y a su equipo de gobierno por presuntos delitos contra la ordenación del territorio y prevaricación en la concesión de cuatro permisos de obras que vulneraban el vigente PGOU. La juez, que decidió el archivo de estas actuaciones, entiende que la tipificación del primer delito es posterior a las concesiones de estas licencias y que no puede existir prevaricación si no hay plan en vigor. Sin embargo, el PSOE recoge en un informe jurídico la existencia de al menos una docena de sentencias del Tribunal Supremo, dictadas entre los años 1992 a 1998, que reconocen la validez del PGOU de Marbella. La portavoz socialista, Isabel García Marcos, recuerda que la Junta aprobó definitivamente el plan el 3 de junio de 1986, acuerdo que fue publicado por el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), 23 días más tarde y en 1990 sus expedientes de cumplimiento. "El mismo Ayuntamiento concedió y denegó centenares de licencias de obras al amparo del PGOU de 1986, que ahora se trata de cuestionar", indicó García Marcos. Gil sostiene que el PGOU de 1986 carece de validez al no haber sido publicada en el BOP su aprobación. Según el PSOE, la ley permite la publicación del plan en el BOP o en el BOJA, de forma indistinta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS