Un empresario del "caso Delegación" dice que Rubio le confesó que actuaba sola

El empresario Leovigildo Villaverde declaró ayer en la Audiencia de Pamplona que la ex habilitada económica de la Delegación del Gobierno en Navarra María José Rubio le pedía dinero con la excusa de suplir presuntas carencias en la dotación de fondos reservados, asegurándole que ella era la única responsable y que actuaba en "comisión de servicios especiales". Villaverde, uno de los seis empresarios presuntamente estafados, fue quien destapó la trama de corrupción del caso de la Delegación del Gobierno. Ayer testificó que entregó a la acusada desde 1990 casi 300 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 11 de febrero de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50