El Ejecutivo insiste en que no cederá su soberanía en las aguas de Gibraltar

El Gobierno reiteró ayer que España no cederá sus derechos de soberanía sobre las aguas del estrecho de Gibraltar. El ministro portavoz, Josep Piqué, aseguró que el Ejecutivo "no va a reconocer acuerdos privados" ni tiene "nada que hablar con las autoridades locales", en referencia al acuerdo alcanzado entre el ministro principal de la colonia, Peter Caruana, y los pescadores gaditanos. El Gobierno respaldó la posición del ministro de Asuntos Exteriores, Abel Matutes, a la que definió de "clara, firme y rotunda", e insistió en que no existe ningún reglamento o ley que ponga en duda el "derecho inalienable de España sobre las aguas territoriales". Según Piqué, no es posible vaticinar la actitud de las autoridades de Gibraltar tras el acuerdo con los pescadores españoles, pues "no se caracterizan por la diligencia a la hora de aplicar acuerdos internacionales". El portavoz explicó que el Gabinete ha enviado al presidente de la Comisión Europea, Jacques Santer, un texto en el que pide la aplicación de 71 directivas comunitarias que las autoridades británicas no han trasladado a las de Gibraltar. Matutes comparecerá el miércoles en el Congreso para explicar la posición española ante la crisis de Gibraltar.

Piqué se refirió también a la carta que el vicepresidente Francisco Alvarez Cascos envió al director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, en la que le recordaba al periodista que tiene pendiente una deuda con él. El portavoz respondió que "no es ámbito del Gobierno" responder sobre ello porque se trata de "correspondencia privada y claramente no destinada a la publicación".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción