González asegura que el proceso de paz va por "el peor de los caminos"

El ex presidente del Gobierno Felipe González aseguró ayer, en referencia a la política del PP en el proceso de paz en el País Vasco, que "el escenario de salida de la violencia se está planteando por el peor de los caminos" y que, por ser así, "pagaremos un altísimo precio". González, que realizó estas declaraciones durante la presentación en Barcelona del primer vivero virtual de empresas de Europa, presidida por el alcalde, Joan Clos, recordó que cuando era presidente "Aznar obstaculizaba permanentemente cualquier cosa". "Como, por ejemplo, nuestra estrategia de lucha contra la violencia. Y ahora resulta que cuando se les hace una crítica, porque en realidad hacen una política de plastilina con el PNV y nosotros una política de acero, dicen que es una irresponsabilidad porque pone en peligro la paz", apostilló."Es lo mismo que dice el PNV cuando se critica cualquier disparate que se les ocurre. Esto quiere decir que todo el mundo se tiene que callar y que los irresponsables de verdad hablen", añadió. González recordó que durante las elecciones del País Vasco, celebradas el 25 de octubre, escuchó en la radio una intervención de Rafael Díez Usabiaga, secretario general del sindicato LAB, "que es del entorno de ETA y HB", en la que decía: "Estos del PP y los socialistas todavía no se han dado cuenta de que tienen al Estado en la UVI".

No quiso hacer ninguna declaración acerca de la entrevista que el 9 de febrero mantendrán el presidente del Gabinete, José María Aznar, y el candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, José Borrell, aunque dijo que ha habido "demasiadas descalificaciones", en referencia a las acusaciones de "irresponsabilidad" que el jefe del Ejecutivo ha dedicado a Borrell. "Ya se verá lo que saldrá de la reunión", dijo González.

La ambigüedad del PP

Quien sí respondió a los reproches de Aznar fue el propio José Borrell, quien acusó a su vez al PP de mantener una "postura ambigua" en el proceso de paz. "Al PNV no se le puede ya tachar de ambiguo, desgraciadamente está ahora muy clara su posición; realmente quien es ambiguo en este caso es el PP, y sería bueno que abandonara esta postura", declaró en Las Palmas, informa .El dirigente socialista reprochó a Aznar "que gobierne en Madrid con el apoyo del PNV, cuando a su vez este partido gobierna en el País Vasco con el apoyo de otras fuerzas que no condenan la violencia". "La paz", agregó, "la tienen que traer todos los demócratas, no podemos esperar que la traigan quienes la han estado violando durante años". El candidato socialista insistió en que "el camino de la paz no pasa por la secesión del País Vasco, porque sería el camino hacia un conflicto y un desgarro social mayor".

El diputado socialista Alfonso Guerra, por su parte, afirmó ayer en Sevilla que "se están creando las circunstancias para que algunos consideren que tienen un sustrato social para hacer un sistema de apartheid en el País Vasco", informa Santiago Belausteguigoitia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de enero de 1999.

Lo más visto en...

Top 50