Las obras de la línea 10 de metro se encarecieron en 1.636 millones

Las obras de enlace de las antiguas líneas 8 (Fuencarral-Nuevos Ministerios) y 10 (Alonso Martínez-Aluche) del metro, con la construcción de la estación intermedia de Gregorio Marañón, le han salido a la Comunidad 1.636 millones de pesetas más caras de lo previsto. El Consejo de Gobierno aprobó ayer el abono de la última parte de esta deuda -algo más de 594 millones- a las empresas adjudicatarias de aquella obra, Construcciones y Contratas y FCC.La contratación de este tramo, de casi dos kilómetros, salió a concurso en noviembre de 1995 con un presupuesto de 6.434 millones. Cuatro meses después, las obras se adjudicaron a las dos firmas citadas, que habían presentado una oferta por 4.980 millones. Sin embargo, las complejidades de la excavación en una zona muy céntrica de la capital fueron encareciendo el proyecto, tanto por "incremento de obras" como por "revisiones de precios devengadas y no pagadas". Al final, el tramo ha costado 6.617 millones, casi un 33% más del precio que se había fijado en el momento de la adjudicación.

La nueva línea 10 (Fuencarral-Aluche) entró en funcionamiento el pasado 22 de enero. Su inauguración ha sido la única a la que ha asistido el presidente del Gobierno, José María Aznar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS