Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Libia acepta que se juzgue "en un país neutral" a los acusados del "caso Lockerbie"

El Congreso General del Pueblo (Parlamento) libio se mostró ayer de acuerdo con que los dos sospechosos del atentado contra el jumbo de la Pan Am que estalló en 1988 sobre la localidad escocesa de Lockerbie sean juzgados en un "país neutral".El Parlamento libio pidió a Washington y a Londres que "eliminen cualquier obstáculo" que pueda impedir que el proceso judicial siga adelante. Ambos Gobiernos, que impulsaron el embargo contra el régimen de Trípoli han accedido a que el juicio se lleve a cabo en Holanda.

"Es algo esperanzador", señaló el secretario general de la ONU, Kofi Annan, al conocer la noticia. "Creo que va en la dirección correcta, pero no diré nada más hasta que hable con el embajador [libio]".

"La Justicia ha sufrido un retraso de diez años en esta causa, ya es hora de que Libia cumpla con sus obligaciones", declaró un portavoz de la Casa Blanca. Estados Unidos renovó ayer sus amenazas de estrechar el bloqueo sobre Libia si no acepta las condiciones para el juicio que propuestas por EEUU y Reino Unido. En el atentado, que se produjo el 21 de diciembre de 1988, murieron 270 personas, las 259 que iban en el jumbo y 11 vecinos de Lockerbie sobre cuyas viviendas cayó parte del avión. Washinton y Londres insisten en que, si los sospechosos son condenados, deben cumplir la pena que se les imponga en Escocia. El Parlamento libio está formado por unos 500 diputados que actúan bajo la guía semi-oficial del coronel Gadafi. "Obviamente ésta no es una decisión formal de extraditar a los sospechosos", declaró una fuente diplomática en Trípoli.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de diciembre de 1998