Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal se opone a los indultos de otros tres condenados del "caso Marey"

El fiscal del Tribunal Supremo José María Luzón, se opuso ayer a los indultos de Ricardo García Damborenea, Francisco Álvarez y Luis Hens, condenados por el caso Marey en sendos informes de contenido prácticamente idéntico a los cuatro anteriormente emitidos, entre ellos los de José Barrionuevo y Rafael Vera. El catedrático Manuel Cobo del Rosal, defensor de Vera, criticó al fiscal Luzón por mantener una concepción "expiacionista" de la pena que, según su escrito, nadie mantuvo ni en el régimen de Franco.

El fiscal se opuso ayer a los indultos del ex secretario general de los socialistas vizcaínos Ricardo García Damborenea, condenado a 7 años, y de los ex policías Francisco Álvarez y Luis Hens, sentenciados respectivamente a nueve años y medio y a cinco años por el secuestro de Segundo Marey en 1983.El informe del fiscal Luzón redunda en que no se aprecia en ninguno de los casos las razones de "justicia, equidad o conveniencia pública" que exige la Ley de Indulto, y en que los hechos fueron "graves" y se impusieron "penas proporcionadas".

Sin embargo, el fiscal ha matizado su afirmación de que la buena conducta de Barrionuevo y Vera se debía a su "buena educación". En los casos de Álvarez y Hens, el fiscal señala que una conducta contraria "sería difícilmente concebible en persona del nivel cultural y profesional del penado".

En el caso concreto de Damborenea, Luzón afirma que el informe favorable de la prisión sobre su conducta "no puede ser determinante del indulto ahora solicitado", aunque en él se diga que "su conducta penitenciaria es ejemplar en todas sus relaciones con compañeros, internos y con funcionarios".

El fiscal recuerda que Álvarez fue condenado en 1989 por un delito de prevaricación, lo que "contradice lo afirmado por el peticionario de que el señor Alvarez no ha tenido más problemas con la Justicia que el que nos ocupa".

En el informe sobre el ex policía Luis Hens, quien custodió a Marey durante su cautiverio, el fiscal tampoco ve razones que motiven su indulto. Se da la circunstancia de que durante el juicio, Luzón propuso al Supremo que pidiese un indulto parcial para los policías menos comprometidos en el secuestro de Marey, al que ahora él se opone. Fuentes fiscales explicaron el aparente contrasentido en que al haber quedado reducida la pena de Hens de los ocho que pedía el fiscal a los cinco que le impuso la sentencia, Luzón considera a este policía suficientemente beneficiado por el tribunal como para añadir un indulto.

Arrepentimiento

No obstante, admite que en su caso "habrán de valorarse" algunas circunstancias particulares que concurre en Hens como su "arrepentimiento" expresado "en la noble petición de perdón al perjudicado" y el haber reconocido los hechos que fueron enjuiciados.Precisamente esta insistencia del fiscal en el "arrepentimiento" ha sido una de los aspectos más criticados de los informes de Luzón.

El catedrático de Derecho Penal Manuel Cobo del Rosal, defensor de Vera, en su escrito de réplica, rechaza la concepción "puramente expiacionista y sólidamente retribucionista" de la pena, que "incluso durante el régimen anterior ningún autor sostuvo doctrinalmente". Respecto al "arrepentimiento" , Cobo del Rosal afirma que "nadie puede arrepentirse de algo que afirma no haber realizado" y que "la Moral y el Derecho son parcelas que deben quedar nítidamente diferenciadas, como también debe quedar claro que un órgano jurisdiccional no es un confesionario, dicho sea con el máximo respeto para ambos."

El abogado de Vera agrega que la oposición al indulto por parte de Marey no puede considerarse determinante "pues estaríamos ante un vestigio de la Blutrache o venganza de la sangre, propia de los primitivos derechos germánicos", que en su opinión no debe tenerse en cuenta a efectos de aplicar, "como debe ser, con toda generosidad", la ley de Indulto "de conformidad con los postulados de la Constitución".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de diciembre de 1998

Más información

  • Cobo del Rosal replica a Luzón: "Un tribunal no es un confesionario"