_
_
_
_

La Comunidad cierra una fábrica tras un escape químico

Praxair, una empresa química del polígono industrial de la estación de Pinto sufrió el pasado viernes dos escapes (en siete horas) de un producto aislante denominado iberperlita. La fuga no causó daños personales, porque el producto no es tóxico aunque en grandes cantidades puede ocasionar dificultades respiratorias y picores.La Dirección General de Protección Ciudadana ordenó la paralización indefinida de la actividad de la empresa hasta que se descubra la causa exacta del escape y se realicen las inspecciones oportunas para garantizar que no se repetirá. Los escapes químicos se produjeron al derramarse la iberperlita (polvo blanco similar al talco), que formó una especie de alfombra blanca que llegaba al exterior de la fábrica.

La iberperlita es un polvo de silicio que se utiliza como aislante para recubrir el interior de las tuberías, actividad que se realiza en la empresa de Pinto.

Frente a la nave de Praxair funciona una factoría de Citroën, algunos de cuyos empleados tuvieron que ser atendidos en un centro de salud de Pinto. El primer escape tuvo lugar a las 9.30 y fue provocado por una avería en el depósito cuando los empleados de la empresa realizaban tareas de mantenimiento. Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, empleados de la Consejería de Medio Ambiente y de Protección Ciudadana llegaron a la fábrica cuando ya había cesado la actividad y el escape.

Pero siete horas más tarde, a las 16.20, se volvió a repetir, lo que obligó a los servicios de emergencia a regresar a la industria, que de nuevo había parado sus máquinas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_