Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miguel Condé expone sus personajes en grandes formatos

El Centro Conde Duque reúne 37 obras

El Centro Cultural del Conde Duque, del Ayuntamiento de Madrid, presenta una antológica del pintor y grabador Miguel Condé (Pittburg, Pennsylvania), residente en España desde 1969, con obras realizadas entre 1972 y 1998 en grandes formatos. Su última obra es un enorme cuadríptico pintado este verano para el espacio de la muestra en una de las paredes de la sala de las Bóvedas. Condé expone sus personajes situados en la fantasía. "El ser humano es literatura", declara.

La comisaria de la exposición, María Luisa Martín de Argila, ha preferido reunir las obras relacionadas con exposiciones anteriores de Miguel Condé en Madrid, sobre todo las realizadas en la galería Juana Mordó y la antológica de grabado en las salas de la Biblioteca Nacional. Varias telas estaban en colecciones extranjeras.Condé expone grandes formatos, tanto de pintura, con una técnica mixta, como dibujos al carboncillo y grafito sobre papel. Es la otra cara de un artista más difundido por su obra gráfica, aunque en todos los medios se identifica a sus personajes.

"Mis personajes son inventados, proceden de la fantasía, pero no son surrealistas. Pinto siempre de una manera figurativa y cada uno tiene que interpretar cada obra", declara el artista. "Por lo general, nunca pongo títulos a los cuadros, aunque a veces aparecen titulados como el peregrino o el poeta. El tratamiento es distinto en pintura o en dibujo, más denso y susceptible de situaciones más complejas. En pintura domina el gesto, de la pincelada y la materia, y tiendo a concentrarme en el personaje, sin añadir paisajes o arquitecturas".

Época intemporal

Condé asegura que sus personajes son intemporales -"cada uno vive en su tiempo"- y con frecuencia reaparecen en distintas obras y formatos. "No lucho contra una época. Me siento inclinado a la pintura italiana y la indumentaria de los personajes es un poco orientalista, medieval, renacentista, aunque tampoco se quieren identificar". El artista, que llegó a España por casualidad mientras preparaba una exposición, lleva 30 años en un país que tiene "algo especial, una manera de vivir". El catálogo de la muestra incluye textos de Barnatán, Croce-Spinelli y Logroño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de diciembre de 1998