Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Patrimonio de la Humanidad

No podía creerlo, 2 de diciembre, el día de mi cumpleaños y me hicieron el mejor regalo posible: Alcalá de Henares, Patrimonio de la Humanidad. Me apresuré a darme una vueltecita por la Plaza Cervantes, engalanada de las mejores sonrisas, y el azar quiso que pasase después por el Arco de San Bernardo que me llevó al convento de las Bernardas, junto al Palacio Arzobispal. No sabía ya por donde ir ni qué recorrer que no constatase el buen criterio de la Unesco. Pero aún mejor criterio fue el de todos los alcalaínos de nacimiento, que siempre creímos y disfrutamos con nuestra ciudad casi secreta, que ahora brindamos a toda la Humanidad para que la compartan con nosotros.- . .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de diciembre de 1998