Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convergència rechaza la idea de Pujol de adelantar las autonómicas

El presidente de la Generalitat de Cataluña y de Convergència Democrática (CDC), Jordi Pujol, acusó ayer recibo del rechazo de su partido a su intención de adelantar las elecciones autonómicas a marzo de 1999. El aparato de CDC y la mayoría de los dirigentes que tomaron la palabra en el Consejo nacional del partido pidieron a Pujol que agote la legislatura y las convoque, pues, en noviembre de ese mismo año.El presidente catalán tomó nota de esas opiniones, pero no despejó la incógnita. La decisión definitiva la tomará en la segunda quincena de diciembre, tras conocer los resultados de un macrosondeo encargado al efecto, según fuentes nacionalistas.

La práctica totalidad de los consejeros convergentes que se pronunciaron contra el anticipo electoral pertenece al sector municipalista del partido. Igual que la cúpula orgánica de CDC, los alcaldes, concejales y dirigentes territoriales convergentes prefieren que los comicios autonómicos sean en noviembre porque si se adelantan a marzo les restarán recursos y energías a sus respectivas campañas para las municipales de junio de 1999.

Los pocos consejeros que se manifestaron a favor del adelanto a marzo son fundamentalmente diputados en el Parlament. Éstos consideran que la actual legislatura autonómica ya ha dado todo lo que podía dar de sí, pero, sobre todo, argumentan que si Pujol convoca las elecciones en noviembre de 1999 la coalición CiU quedará atrapada por los Presupuestos del Estado para el año 2000.

En ese caso, la campaña electoral catalana se celebraría en plena negociación presupuestaria, de modo que los diputados nacionalistas podrían verse obligados a satisfacer todos los deseos del Gobierno del PP, so pena de arriesgarse a que el presidente, José María Aznar, adelantase los comicios generales y los hiciera coincidir con los catalanes, lo que previsiblemente resultaría desastroso para los intereses de CiU.

Fuentes del Gobierno catalán aseguraron, no obstante, que Pujol ya dispone del compromiso de Aznar de que no superpondrá las elecciones generales a las catalanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de noviembre de 1998