Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO PINOCHET'

Lagos ofrece ayudar al general a cambio de hacer justicia en Chile

El líder socialdemócrata chileno Ricardo Lagos pidió ayer a los partidarios de Augusto Pinochet un compromiso para que se haga justicia en Chile como condición para ayudar a gestionar la libertad del ex dictador, detenido en Londres desde hace 41 días. "Si hay predisposición para hacer justicia en Chile, entonces es legítimo decir que vuelva a Chile aquel que produjo estos hechos y que se enfrente a los tribunales chilenos", dijo Lagos en México, durante una entrevista con una emisora de radio chilena.Lagos, favorito de todas las encuestas para las elecciones presidenciales de 1999, reiteró su respaldo a las medidas anunciadas por el presidente Eduardo Frei tras el fallo de la Cámara de Lores, que el miércoles negó a Pinochet la inmunidad soberana y lo dejó expuesto a un juicio de extradición. En ese sentido, dijo que estaría dispuesto a colaborar en las gestiones para obtener la libertad de Pinochet, "si en Chile hay predisposición a hacer justicia". "Creo que si va a ir una comisión a Londres, tiene que estar en condiciones de garantizar que los juicios se van a realizar en Chile. Eso me parece esencial para la dignidad del país, no podemos pretender que vaya una delegación que, si tiene éxito, después no hagamos las cosas que tenemos que hacer", subrayó.

Petición al Reino Unido

El líder socialdemócrata, a quien la derecha chilena ha acusado de ambiguo frente al caso Pinochet y de distanciarse de la línea seguida por el Gobierno de Eduardo Frei, señaló que personalmente haría una petición al Gobierno británico, para que libere al ex dictador por razones humanitarias, "sobre la base de que estaremos en condiciones de arreglar nuestros asuntos". Respecto de un juicio a Pinochet en Chile, consideró que "tiene que haber un entendimiento nacional para una decisión en esta materia, porque si no el país se estaría engañando a sí mismo". Específicamente, Lagos dijo que debe haber un gesto "de los partidarios de Pinochet, que se han negado a reconocer los hechos ocurridos en Chile".Tomás González, obispo católico de la ciudad sureña de Punta Arenas, coincidió con Lagos en la necesidad de que Pinochet y demás responsables de las violaciones a los derechos humanos sean juzgados en Chile. Tras lo ocurrido con Pinochet en Londres, "Chile debe hacer un examen de conciencia y decir frente a la justicia: nosotros tenemos que juzgar a esta persona y a todas las otras que han delinquido", dijo el prelado, que se destacó durante la dictadura (1973-1990) por su defensa de los derechos humanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1998