Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piqué acusa a la Comisión Eléctrica de hacer política

El ministro de Industria, Josep Piqué, reaccionó ayer con gran dureza contra la Comisión Nacional del Sistema Eléctrico (CNSE), que en un informe remitido al ministerio se opone frontalmente a que las empresas eléctricas reciban un billón de pesetas en compensaciones por los costes de transición a la competencia. Piqué señaló que "muchas veces, las opiniones de la CNSE parece que responden más a una estrategia política que no a un intento serio de apoyar el proceso de liberalización".Del malestar causado por las opiniones de la CNSE, un órgano asesor independiente formado por técnicos y expertos, en Industria da idea el hecho de que fuentes oficiales del organismo recalcaran ayer el coste que la Comisión Eléctrica supone para el sistema, 2.000 millones.

El ministro y portavoz del Gobierno también cuestionó el rigor técnico de la CNSE, ya que, según él, sus informes "no están hechos sobre bases rigurosas" y agregó que las opiniones de la comisión "no nos resultan de gran utilidad para avanzar en el proceso de liberalización del sector eléctrico en el que estamos empeñados".

Según Piqué, la CNSE confunde "una afectación de un porcentaje de los ingresos por tarifa que va a tener el sector eléctrico, para que puedan garantizar esos títulos, con un recargo, con un impuesto". A esto, el ministro añadió que "cuando los errores de concepto son tan importantes, es muy difícil a partir de ahí sacar conclusiones".

Piqué aseguró que las conversaciones del Gobierno con Convergència i Unió y Coalición Canaria para conseguir el apoyo del Senado al plan, que se incorporaría a la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos del Estado, avanzan positivamente.

Industria, según fuentes del departamento, mantiene la idea de modificar la Ley Eléctrica aprobada a finales de 1997 mediante una enmienda a la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos Generales.

El texto de la enmienda, con una cláusula que, según el Ministerio de Industria, garantiza que las eléctricas no cobrarán unos costes de transición por encima de lo previsto (1,3 billones de pesetas), debe ser presentada antes del próximo lunes. Ayer fue examinada por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos.

Las mismas fuentes explicaron que la enmienda -que autoriza a las compañías a titulizar, es decir, a convertir en títulos negociables y cobrar por anticipado un billón de pesetas de compensaciones- está siendo negociada con CiU.

En el Consejo Consultivo de la Comisión Eléctrica, la Comunidad Autónoma de Cataluña mostró reticencias a que las empresas titulicen la cuantía pactada con Industria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1998