Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los niños afectados por jabón contaminado están fuera de peligro

El jefe del servicio de Microbiología del hospital La Fe de Valencia, Miguel Gobernado, aseguró ayer que los cuatro niños afectados por los gérmenes procedentes del jabón dérmico retirado esta semana del hospital están bien y "no necesitarán ni siquiera tratamiento antibiótico". Gobernado explicó que los gérmenes detectados son "patógenos oportunistas" que pueden estar presentes en un trago de agua de mar y únicamente son peligrosos si el individuo tiene muy disminuidas sus defensas, por lo que el tema, dijo, "está cerrado". Por su parte, el director del hospital, Vicente Gil Suay, reiteró que no hay "ningún problema" con el jabón, que fue inmovilizado a principios de esta semana por la Consejería de Sanidad. Gil Suay negó que la contaminación se haya podido producir en los dispensadores del hospital y afirmó que el problema estaba en el contenido de las botellas retiradas, lo que le permite asegurar que " el tema está absolutamente controlado". El director del hospital de referencia de la Comunidad Valenciana matizó que los cuatro bebés afectados "no tienen ningún problema", ya que únicamente se detectaron "colonizaciones" y, en ningún caso se llegó a producir infección. Melchor Hoyos, director médico de La Fe, agregó que sólo hay infección cuando las bacterias desarrollan una enfermedad y actúan de forma lesiva, lo que no ha ocurrido en este caso. Hoyos insistió en que el análisis del jabón se realizó tomando muestras de botellas precintadas que aún no habían tenido contacto con las jaboneras del hospital y señaló que los cerca de 50 niños internados en la planta de Neonatología de La Fe -en la que permanecen ingresados los cuatro afectados-han dado negativo en las pruebas, aunque en algún caso aún no se conocen los resultados. Defecto de fabricación Los directivos del hospital consideran que los gérmenes patógenos detectados en el jabón retirado (del tipo gram negativo) sólo pueden deberse a un fallo de fabricación del producto, lo que tendrán que investigar los responsables de Salud Pública. El jabón, suministrado por la empresa Proquimia S. A., con sede en la localidad catalana de Vich, llegó a La Fe entre el 16 y el 20 de noviembre, aunque el lote retirado fue fabricado el pasado 8 de octubre. El gerente de la empresa no descarta que la contaminación proceda de las jaboneras del hospital, aunque reconoce que pudo producirse en el trasporte o en el almacenamiento del producto. PSPV, NE y Esquerra Unida ya han solicitado que se inicie una investigación sobre el jabón contaminado y acusan a la Consejería de Sanidad de abaratar costos (el jabón retirado tenía un precio inferior al utilizado con anterioridad en La Fe), sin que haya quedado demostrada una buena relación calidad-precio. Los socialistas piden la dimisión del consejero Joaquín Farnós "por su nefasta gestión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1998