Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El escritor y académico Pere Gimferrer obtiene el Premio Nacional de las Letras

El galardonado dice que ya sólo escribe obras de creación cuando está seguro de no repetirse

Con 35 años de trayectoria literaria, 28 de ellos utilizando el catalán como lengua de creación, el escritor y académico Pere Gimferrer (Barcelona, 1945) fue galardonado ayer con el Premio Nacional de las Letras por el conjunto de su obra. El galardón, dotado con cinco millones de pesetas, lo concede el Minisetrio de Cultura. El autor, satifescho con el premio, aseguró a este diario que ha optado por espaciar la publicación de sus obras para evitar ser reiterativo. "A cierta edad un escritor corre el riesgo de repetirse, y yo no quiero escribir cosas superfluas ni repetitivas".

Autor de más de medio centenar de obras -"más en catalán que en castellano", puntualiza-, miembro de la Real Academia Española desde 1985 y poseedor de multitud de galardones literarios, entre ellos dos premios nacionales de Poesía y uno de Traducción, Pere Gimferrer, que lleva más de la mitad de su vida publicando, considera un honor recibir ahora este galardón en reconocimiento a toda su obra. "Que a los 53 años me reconozcan mi trayectoria literaria no me parece prematuro. Empecé a escribir a los 18 años y desde entonces ha pasado mucho tiempo. Me parece justo este reconocimiento", aseguró el escritor.El jurado del premio, presidido por Fernando Rodríguez Lafuente, director general del Libro, destacó que la obra poética y ensayística del escritor y académico "ha renovado el lenguaje de los últimos 30 años, tanto en catalán como en castellano". "Es un escritor total que ha marcado y renovado la literatura española", señalaba el fallo del jurado.

Del castellano al catalán

Gimferrer empezó escribiendo y publicando en castellano en 1963. Su primera obra fue Mensaje del Tetrarca, y con Arde el mar (1966), destacado exponente de la poesía renovada española de los nuevos autores, obtuvo su primer Premio Nacional de Poesía. En 1970 adoptó el catalán como lengua de creación literaria. "Desde entonces sólo he utilizado el castellano para escribir ensayos y el jurado sabía perfectamente que el grueso de mi obra de creación está escrita en catalán, con lo que éste es un premio para la literatura en catalán y en castellano", subrayó el autor.Enric Bou, miembro del jurado, dijo de Gimferrer que es un escritor que ha "construido un personaje literario" y que como autor "hay un antes y un después de él en la literatura en catalán".

Cree el autor que la todavía reciente publicación de su último libro, El agente provocador, en catalán y en castellano -un texto que mezcla la prosa poética y el relato autobiográfico-, y la aparición hace unos meses de la traducción al castellano de su poemario Mascarada le han ayudado a obtener este galardón. "Tengo mucha obra publicada, pero el tener libros recientes en las librerías ayuda a recordar que existes", aseguró.

El impresionante currículo de Pere Gimferrer le convierte en uno de los autores más destacados, aunque ahora decidiera dejar de publicar. Acaparador como pocos de premios de la crítica, supo a los 20 años hacerse un lugar como poeta en lengua castellana, y a partir de la década de los setenta se convirtió en un destacado poeta en catalán. Ha tenido como maestros a J. V. Foix, Vicente Aleixandre -a quien sucedió en el sillón O mayúscula de la Real Academia Española- y Octavio Paz, y a sus 53 años ya ha publicado sus obras completas.

Ahora el escritor y académico se toma las cosas con calma. "Sigo los consejos que me dieron Foix, Alexandre y Paz de que un poeta a partir de los 50 años debe evitar escribir cosas repetitivas y superfluas. Por ello, no tengo por ahora ningún proyecto para el futuro y desde principios de esta década distancio mucho la publicación de mis libros. En obras de creación ya sólo publico cuando me siento seguro de que no escribo cosas ya editadas; por ello mis libros son cada vez más cortos y en ocasiones, como en el caso de El agente provocador, recuperan en parte obras inéditas escritas en el pasado".

Gimferrer tiene dos obras inéditas todavía que no descarta publicar en el futuro. Una es una novela, La calle de la guardia prusiana, escrita en 1969, y un libro de 1970 que tituló Joc obert. "Son obras terminadas, que aunque se editen 30 años después de haberlas escrito, no pienso retocar si decido publicarlas, como no hice retoques en los fragmentos de El agente provocador escritos en 1979".

El jurado que falló el Premio Nacional de las Letras lo presidió Fernando Rodríguez Lafuente y estuvo integrado por Francisco Umbral -premio nacional de las Letras en 1997-, Xosé Ramón Barrero, Xabier Kintana, Albert Hauf, Félix Grande, Jon Kortázar, Llàtzer Moix, Enric Bou, Julia Barella y Jaime Siles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de noviembre de 1998