_
_
_
_

Barenboim vuelve a Valencia

El pianista y director de orquesta Daniel Barenboim recibió ayer la medalla del Palau de manos de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. El acto tuvo poco antes de iniciarse en la Sala Iturbi el concierto a cargo de la Staatskapelle de Berlín. Bajo la dirección del músico argentino, la formación germana interpretó un programa Beethoven que incluía el Tercer concierto para piano y orquesta, con el propio Barenboim como solista. La medalla instituida por el Palau se destina a personajes relevantes del mundo de la cultura. En su primera edición le fue concedida al violonchelista Mstislav Rostrópovich. La entrega de esta condecoración a Barenboim vino a recordar la brillantísima trayectoria de este músico en la historia del auditorio valenciano, donde tocó por vez primera en 1989. Volvió allí como director en 1993, al frente de la Orquesta de Chicago, y de nuevo como pianista el pasado mayo, en un recital que batió todos los récords de éxito popular en el Palau. En la cumbre de su carrera, y ostentando la doble titularidad de la Sinfónica de Chicago y la Staatskapelle de Berlín, Daniel Barenboim se declaró ayer comprometido con la creación contemporánea y con la difusión de géneros no estrictamente clásicos, como el jazz. Barenboim se felicitó por el nivel asequible en los precios de los conciertos del Palau de Valencia, y apeló a la responsabilidad de las administraciones de otros lugares para incrementar la dotación económica institucional de la actividad musical. La relación de Barenboim con el público valenciano se remonta a 1959, cuando el entonces casi desconocido pianista tocó en un concierto de la Orquesta Municipal. La actuación, organizada por la Sociedad Filarmónica, dio pie a una serie de recitales de Barenboim en varias ciudades españolas. Transcurridas cuatro décadas, Barenboim ha vuelto a tocar y dirigir en Valencia, y lo ha hecho como uno de los intérpretes indiscutibles de esta segunda mitad del siglo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_