Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La manifestación de los estudiantes rompe el diálogo con Educación sobre el nuevo decreto

Los estudiantes andaluces de Enseñanzas Medias salieron ayer a la calle para protestar por la Carta de Derechos y Deberes redactada por Educación porque, a pesar de que la Consejería incluyó en el texto el derecho a la huelga y a tres horas de reunión en horario lectivo cada trimestre -las principales reivindicaciones de la manifestación convocada el 28 de octubre-, los estudiantes quieren además que la comisión de convivencia que se encargará de juzgar las conductas irregulares sea paritaria, que no se les sancione fuera del centro y horario de clase, y más presupuesto para Educación.

Las peticiones de los alumnos se han modificado y ampliado, pero las manifestaciones se han desinflado sensiblemente. La Carta de Derechos y Deberes no parece ser ahora el asunto clave de las manifestaciones y huelgas convocadas en Andalucía por el Sindicato de Estudiantes (SE) ayer y que se repetirán el día 26 en toda España. El motivo de las protestas se hace extensivo al estado general de la Educación en la comunidad que los estudiantes consideran calamitoso. El pasado 28 de octubre, cerca de un millar de estudiantes salió a la calle en Sevilla. Ayer eran apenas unos 600 "en el mejor momento de la manifestación", reconoció el secretario general del SE, Miguel Jiménez, quien achacó la escasa presencia de alumnos sentados frente a la sede del Gobierno regional -unos cincuenta- a problemas de última hora: "Las cartas que hemos mandado no se han repartido y no nos han permitido que informemos en los centros. Además han puesto exámenes para que no nos movilicemos", explicó Jiménez por el altavoz. "Pero es importante que vayamos a la huelga para pedir más presupuesto, más profesores, aulas, talleres, laboratorios, fotocopias gratuitas y que no nos puedan expulsar los profesores fachas por cualquier motivo que se inventen", añadió Jimeénez. Mientras el sindicato mantiene las futuras convocatorias de huelga, el consejero de Educación, Manuel Pezzi, advirtió ayer que su departamento no retomará el diálogo bajo la presión de nuevas protestas y recordó que la Consejería ha atendido las principales peticiones de los estudiantes respecto al Decreto de Convivencia. El titular de Educación retó al Sindicato a "buscar soluciones" reales a través del diálogo. Pezzi les acusó de estar "más interesados" en mantener la confrontación que en la búsqueda del consenso y el acuerdo. El director general de Planificación y Ordenación Educativa, Sebastián Cano, se reunió ayer en Cádiz con una representación de directores de centros de secundaria para acercarles las características del decreto. Cano reiteró que el texto no será aprobado "si no se logra el consenso" en la comunidad educativa, pero se mostró "confundido" ante esta nueva convocatoria de huelga. "No logro entender que la respuesta estudiantil, ante nuestra concesión de sus peticiones, sea una nueva huelga y que el diálogo se haya torcido hoy", lamentó Cano, informa Fernando Pérez Monguió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de noviembre de 1998

Más información

  • Pezzi advierte de que no negociará bajo el "chantaje" de la huelga y recuerda sus concesiones